5 bandas sonoras que harían llorar a Chuck Norris.

5 bandas sonoras que harían llorar a Chuck Norris.

Hecho: Nada hace llorar a Chuck Norris. Sólo lloró una vez y fue para curar enfermos, porque sus lágrimas sanan lo que sea. Así que lamento la publicidad fraudulenta, pero bueno…¿Los hice entrar al post no?

SM-AR-132-1

“Y pagarás por eso.”…¡ay madre!

Aún así sigo creyendo que ni el mismo Chuck “el mejor de los mejores punto y aparte” Norris podría negar que hay películas que logran ablandar el alma. Y no solamente por su historia y actuaciones. Hay veces en las que con un par de acordes o notas bien puestas te acuestas, te acurrucas y lloras como una magdalena.

Son bandas sonoras celestiales. Y recomendables para cualquier ocasión en la que la realidad nos haya sobrepasado y necesitamos escapar un tantito a un lugar donde nadie nos moleste y los sentidos se relajen.

Ya sea que un cliente te haya pedido algo imposible, te peleaste con el vecino, te peleaste con el amigo del vecino, te peleaste con un amigo del amigo del vecino y te sacaron un par de dientes o te acostaste con la mujer del vecino y después dizque no sabías porque el vecino y sus amigos te odiaban, en fin, son geniales para cualquier momento.

Para empezar les recomiendo buscar pañuelos y escuchar el soundtrack de:

5. Il Postino (1994). Compositor: Luis Bacalov.

SM-AR-132-2

Que linda…rosa.

“La poesía no es de quien la escribe, sino de quien la necesita”…para fornicar (aporte de Herag TV). Y es que más a menos de esto se trata la cinta. Nuestro protagonista, Mario, vive en un pueblo junto al mar donde la pesca es el principal sustento. Pero el muy maleta es incapaz de estar en el mar sin marearse, así que se consigue un trabajo como e-mail de a pie. O sea cartero, para los que nacieron hace poco.

En este trabajo se convierte en el cartero personal del famoso poeta Pablo Neruda, quien ha sido exiliado de su natal Chile por sus ideas comunistas y pues anda por Italia pasándola bien y haciendo que la gente procree a través de su poesía.

Mario y el se hacen amigos después de un tiempo y así es como “Nerus” le ayuda al postiño a levantarse a la voluptuosa y escotada (bella y hermosa) Beatriz. El man es poeta así que de eso sabía un poco al menos.

Y la banda sonora es una delicia para los sentidos. El compositor argentino Luis Enríquez Bacalov fue el culpable de que más de uno se hipnotice y deje de hacer todo lo que este haciendo (como escribir este artículo) al empezar a sonar una de las entradas más hermosas que jamás se haya gestado en cine. Ganó el Oscar con ella en 1996. Como nota cultura el mismo Bacalov hace poco hizo la banda sonora de Django (¡oaaaa!) y en una nota triste el actor Massimo Troisi fue nominado al Oscar. Lo cual es cool, lo malo es que había muerto cuando esto pasó. Y eso no es cool.

Acá los dejo para viajen un poco.

Me fui y regresé del mar (¡ooooommmbeeeee!) y pongo los pies en tierra para luego irme a volar (doble ¡oooooommmbeeeee!) con la siguiente cinta.

4. Up (2009). Compositor: Michael Giacchino.

SM-AR-132-3

¡awwwwww! *Spolier: Ella muere.

El cine tiene muchos años (me dio pereza buscar) y lo cierto es que son pocas las películas capaces de hacerte sentir tantas emociones y tan poco tiempo que dura una cinta. Up es una de ellas. Pasa de ser una de las cosas más tristes que jamás has visto en tu cabrona vida, a ser una de las cintas más divertidas y entretenidas que se han hecho en los último 10 o 20 años.

Carl y Ellie se conocen de niños. Se enamoran, se casan y comparten el mismo sueño de explorar el mundo como el ídolo de ambos Charles F. Muntz. En especial conocer los misterios que esconde Sur América, para lo cual se pasan toda una vida planeando aquel maravilloso viaje que los llevará a cumplir su sueño.

Luego de la muerte de Ellie (sí, así estamos, esta vaina es triste se los dije) Carl se propone a cumplir el sueño de todas formas, ya que eso habría querido Ellie.

Finalmente se le presenta la oportunidad y realiza el viaje con su propia casa y globos…ah y un niño allí que se coló y al que parece que nadie quiere, porque nadie lo busca, ni lo rastrea ni un demonio.

El norteamericano Michael Giacchino también se llevó a casa el Oscar por esta película. Esto fue en el año 2010. Estuve tentado a sólo poner la música, pero no. No me da la gana. Quiero que sufran como yo, así que acá les va el montaje de “Married Life”.

¡Oh Diossss!. Sigamos con algo que me haga feliz al menos.

3. La Vita e Bella (1997). Compositor: Nicola Piovani.

SM-AR-132-4

“buongiorno principessa” y luego ¡BAM, BAM!

La vida es bella. Eso dice la cinta. Yo digo que la vida es difícil, divertida, llena de feeling y que hay que pararse diario a ver con que demonios nos topamos porque para eso estamos acá (toy así). Para quien ciertamente la vida fue bella en 1997 fue para Roberto Benigni, quien no sólo sorprendió a todos cuando ganó el Oscar a mejor actor, sino también se llevó el premio a mejor película extranjera, fue nominado a mejor película y de paso ganó por mejor banda sonora.

Otra de esas películas que son como la vida misma. Lloras, ríes, te pones tenso y vas al baño cuando se pone aburrida la vaina o cambias de canal a ver que hay por otras partes. Pero luego vuelves.

Guido se enamora de Dora (no la exploradora). Juntos viven un romance del cual nace Joshua. Todo esto sucede justo antes de la segunda guerra mundial en una Italia dominada por el partido Nacional Fascista. Lo cual no sería ningún problema al menos que uno de los protagonistas fuese judío…oh sí, Guido es judío, por eso todo se va al demonio.

Esta es la segunda película italiana de la lista y no será la última. Algo tienen estos condenados que le ponen tanto empeño a sus bandas sonoras. Lo nuevo es que es el primer compositor italiano de la lista. Nicola Piovani, quien también ganó el premio Oscar. Y no será el último en el conteo.

A ver si busco algo no tan triste…nahh, Chuck Norris ya esta llorando y así va a seguir. Con una película que hace llorar a cualquier macho de pelo en el chope.

2. Braveheart (1995). Compositor: James Horner.

SM-AR-132-5

“uhhh, cuidado con la espada”. Lo siento no pude evitarlo.

Hombre que no grito en el cine o frente a su televisor “¡LIBERTAAAAAAAAAAAAAAAAAD!”, no sabe lo que es vivir. Es el momento cumbre de la cinta. Una de las primeras y más crudas batallas que se hayan filmado.

Braveheart esta llena de momentos y de datos históricos que la verdad se limpian las nalgas con lo que en realidad pasó. Como el hecho de que según esta película William Wallace  y la princesa Isabella de Francia se la pasaron bien una noche loca (no voy a cantar esa canción, no voy a cantar esa canción). Pero, esto mmm…espero que no haya sido así, ya que según datos históricas, ella era apenas una niña cuando todo este relajo pasó. En la película era Sophie Marceau que estaba…mmmmmmmm.

SM-AR-132-6

“Mmmmm”

James “El pior es nada” Horner fue el encargado de esta pieza que me hace querer correr por las praderas en pelotas junto a una jauría de lobos y criar dragones. Pese a lo reconocido que es el señor, ha sido nominado 7 veces al Oscar y solamente ha ganado una. Y no fue con Braveheart, sino con Titanic. En el año de Braveheart fue nominado dos veces. Tanto por ésta película como por Apollo 13.  Pero perdió con…Il Postino. Vamos bien.

Acá les dejo el soundtrack que se me andaba olvidando por andar todo distraído escuchando la vaina:

Y en el número uno no podía dejar por fuera este señor.

1. Nuovo Cinema Paradiso (1988). Compositor: Ennio Morricone.

SM-AR-132-8

“Snif, Snif”

Te sientes muy macho. Crees que nada te hará llorar. Ennio Morricone te va a bajar la testosterona. Y luego te la va a subir, y luego jugará con todas tus emociones hasta dejarte indefenso como un monigote. Es el rey en este tipo de cosas. Este señor es capaz de meter miedo con una banda sonora tan potente como la de El Padrino. Luego crear tensión con una melodía tan clásica como la de El bueno, el malo y el feo y finalmente enamorarte de Monica Bellucci (aunque sinceramente pa’ eso no hace falta música) con la banda sonora de Malena.

La película narra la historia de Salvatore Di Vita a.k.a “Toto”, un director de cine reconocido en Roma, Italia. Quien recibe una llamada para asistir al entierro de su gran amigo y mentor Alfredo. Con lo cual regresaría a su pueblo natal Giancaldo, Sicilia después de 30 años.

Con esta entrada la película nos transporta al pasado y nos deja conocer la relación entre Toto y Alfredo. Relación que a la larga hizo de Toto el gran director que era en el presente.   Todo gracias a sus travesuras y a su estancia en el Cine del Pueblo, el “Cinema Paradiso”. Que luego de un incendio se convertiría en el “Nuovo Cinema Paradiso”.

El actor Phillip Noiret aparece por segunda vez en nuestra lista, ya que también hizo de Neruda en Il Postino. O sea que le gustan estás películas que al final lo dejan moqueando a uno.

La película no ganó mejor banda sonora, pero sí mejor película extranjera. Mr. Ennio se ha ganado esa estatuilla 5 veces así que ni falta que le hace.

No les cuento más y los dejo con una pequeña muestra de lo que es capaz de hacer un maestro como Ennio Morricone.

Y así me despido por hoy. Sé que se me han quedado muchas por fuera, pero para eso hacemos esto. Para que comenten, compartan y vengan segundas partes de todo este relajo. Nos vemos gente. Y que viva la música…Oh por cierto, Chuck Norris no lloró y no lo mencioné mucho porque no quiero morir. Y él se entera de todo.

Síguenos en twitter @heragtv para que te enteres de lo último y que traemos para tí acá en Herag TV.

simio-bionico-side-bar-banner

 

5255 Visitas 2 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook81

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top