5 Razones por las que Panamá puede terminar como Venezuela

5 Razones por las que Panamá puede terminar como Venezuela

En estos momentos la realidad de Panamá es que es prácticamente un país de refugiados. A estas alturas ya las cifras no hay que contarlas en números, sino en personas que vemos diariamente. La economía en el país ha afectado la empleomanía y la aparente salud de nuestro pulso económico sólo se mide en referencia al crecimiento en comparación con la región y no al desmenuzado e importante crecimiento laboral, educativo y de empleomanía interna. La economía se ha agilizado, más no crecido, el movimiento comercial que los habitantes venezolanos han impulsado no incide en la mejoría de la economía baja panameña…sencillo nosotros les compramos y ellos no nos compran, gastan poco y el dinero sale en divisas, como en República Dominicana, o Nicaragua como tradicionalmente sabemos, pero de forma más copiosa.

Internet cafés en los 90’s, un boom que introdujo la comunidad China en Panamá.

Pero aquí no vamos a tirarles piedra a los venezolanos por algo que ya fue creado por Martinelli. Para entender como un país como el nuestro puede crear las condiciones que hicieron a Venezuela terminar así hagamos un poco de imaginación. Imaginemos que tuviesemos un Dictador como Noriega pero en el año 1995. Si en ese año tuviesemos que refugiarnos en otros países hubiesemos sido peor que los venezolanos, por suerte eramos pocos en número, pero no teníamos ni preparación, ni estudios como panameños en esos años. Pero imaginemos que siendo panameños y lo que ocurrió en Venezuela nos hubiera ocurrido a inicios de 2005. Hubiesemos sido muy útiles en los países en los que fuesemos a buscar oportunidades de trabajo competentes, ya que nos estabamos especializando en informática desde 1995.

Lo que queremos explicar es el por qué los empresarios eligen venezolanos aunque no estén completamente preparados para trabajos que hoy saben hacer los panameños, porque la primera oleada de venezolanos competentes salió al exilio de Venezuela a mediados de 2005 aproximadamente y los que actualmente hacen exodo son el pueblo inculto golpeado por la extrema situación en Venezuela.

Me extendí sin necesidad, porque lo que vine a explicar es el por que los panameños tenemos todo para terminar como terminó Venezuela hoy día y pongan el ojo, ya que estamos tan dormidos que no lo creemos.

1.La doctrina socio-popular

El nacimiento de las novelas. La bella durmiente (1959). Simbólicamente no hace nada; es una nini del medievo.

Le puse un nombre complicado a algo sencillo; simplemente el amor por las telenovelas. Sí…nuestras abuelas ya cayeron hace décadas en esa trampa. Las telenovelas cumplieron con diseminar el modo social de Venezuela al resto de América. Fue un país altamente rico, donde Venevisión movía la cultura popular del país, tanto que su influencia en la mente de los televidentes era igual a la de la literatura medieval. Un estilo de historias mágicas y fábulas originada por el cristianismo católico y su místico designio al hacer de personas comunes reyes en nombre de Dios, así fue como en Europa el pueblo se acondicionó a no revelarse ante sus mandatarios, algo que sin ser parte de nuestra conciencia y comportamiento seguimos repitiendo como herencia europea después de la independencia colonial hasta llegar a las telenovelas.

El entretenimiento en forma de telenovela enseñaba que las metas de los pobres es ser como los ricos sin necesitar de la educación. El tema principal, mujeres pobres que no sabían que eran ricas, no necesitaban estudiar para llegar a triunfar, sino a través de un hombre adinerado y si estudiaba nunca se le veía ir a la universidad, todo se lo enseñaba una nodriza, todo muy parecido a Disney. Ejemplo, la Novela Cara sucia con Sonia Smith, en México Thalia con María la del barrio, pero eso ya no nos afecta, sino al pueblo mayormente indígena de México, que bien empezó una historia buena junto a los españoles que se quedaron en América e iban a crear una potente nación latina hasta que llegó televisa y se la cagó.

Las novelas fue lo que nos dieron las televisoras panameñas y la cosa empeoró con la llegada de Telemetro canal 13 haciéndonos a NOSOTROS sentir orgullo por ellos al alcanzar convertirse en la nueva reina de las telenovelas. Ya entendemos por qué tenemos una Primera Dama de las noticias en el ejecutivo y un Diputado del entretenimiento en la asamblea. Los panameños hemos sido adoctrinados a mirar al que tiene dinero y poder de la misma forma como los pobres en Europa miraban a los reyes católicos, como dioses, por eso no sabemos defender nuestros derechos políticos y no creemos que tenemos ese poder, las novelas nos han educado para ello, para no tener criterio y los programas de entretenimiento han suplantado el poder que perdieron las novelas con los nuevos reality shows que están embruteciendo a nuestra juventud elevando una forma diferente de valor mediocre para que el panameño no tenga capacidad de decisión política.

2.Los Subsidios

Becas universales, cuyo objeto los estudiantes premiados no entienden a cabalidad. Es sólo dinero fácil.

En los años 70’s existieron becas, se expandieron escuelas, el panameño estudió etc. Pero éramos un país de servicios y nos acostumbramos a ello. A los profesionales que el país creaba no se les exigió un fuerte compromiso social, como era un país de competencia se les dió la misma libertad a los doctores que a los ingenieros de monopilizar la salud, aún con una caja del seguro social para el pueblo la salud se convirtió en negocio e igualmente la educación pública. Cuando la salud y la educación fallan, falla la fuerza laboral y llegan los subsidios. Los subsidios nacen cuando tienes un país rico en recursos y al que los gobiernos no saben ni quieren administrar inteligentemente, ya que los tienen en gran cantidad, como todos los países hipotéticamente pobres de América Latina, con hidrografía, minería, vegetación y turismo, algo que todas las potencias mundiales anhelan manejar. Me salgo del tema, ok…los subsidios son el producto de dos núcleos políticos. Los partidos políticos y las dictaduras. En Venezuela el petróleo mal acostumbró a los gobernantes y acá el Canal de Panamá empezó a mal acostumbrar a la clase política panameña al no saber como remendar con parches los desajustes de presupuestos públicos quitando de un presupuesto para poner en otro o crear nuevos impuestos para remendar la ineficiencia administrativa. Los recursos no se administran, se malbaratan dando subsidios para mantener una población conformista y dormida que piensa que todo va bien con la política en el mundo que les rodea.

Tanque de gas vs Votos. Tentación irresistible.

El ciudadano común no entiende el mecanismo del por qué recibe subsidios de los políticos y es para mantenerlos más pobres y encerrados en un corral mental como a los animales incubados hasta que llegue la temporada de votos. Becas al más bruto, tanques de gas para regalar en campañas políticas, etc. Ven como podemos terminar como Venezuela, sólo viviendo de los regalos que la clase media paga en forma de impuestos a la clase popular regalados por las clases ricas en el gobierno, cuyo dinero recolectado en el tiempo fueron los impuestos de nuestros abuelos y dispuestos hoy por medio de la corrupción. Se nos alimenta como ganado con subsidios para que no nos golpeé la realidad de la pobreza y nos mantengamos entretenidos, tal como ocurría con las telenovelas. Nos parecemos mucho a la Venezuela en los primeros días de Chávez.

3.Depender de las importaciones

Empresarios panameños, entre ellos el prócer Manuel Espinosa Batista, fundaron la primera cervecería en Panamá en 1909.

Se abrió la globalización, llegó la competencia y se comprobó algo que nadie aún entiende. La venta de todas las principales industrias panameñas. En matemática simple, nuestros gobernantes históricos son los mismos empresarios que crearon nuestras empresas y han ocupado los gobiernos. Planificaron el país, no con visión social, sino con la búsqueda de beneficios que pague el tesoro nacional. Por lo tanto la corrupción es la fórmula de éxito de los empresarios políticos, no la competencia. Lo que al final se entiende de como se han vendido las industrias a corporaciones de otros países, incluyendo las empresas del gobierno, la electricidad y la telefonía. Porque nuestros empresarios vivían del fácil oportunismo, no la competencia y prefirieron vender para no gastar recursos en mejorar, lo que nos lleva a entender el por qué de la ineptitud administrativa de los gobiernos, salvados ahora, por los ingresos del Canal de Panamá, que si llegasen a fallar estaríamos en una situacion cercana a la de Venezuela antes de las expropiaciones.

Por lo tanto estamos cada vez más dependiendo de las importaciones, de modo que ya estamos entendiendo el por qué del chiste sobre el papel higiénico en Venezuela. Pero esas cosas nunca nos van a pasar. El socialismo panameño está corrupto. En cambio el socialismo de Chávez era legítimo al extremo del fanatismo social. El rubro que realmente importa es el del agro, al matarlo los gobiernos iremos cada vez más dependiendo de las importaciones hasta llegar al extremo de los panameños alimentar toda la industria extrangera puesta en donde esta debido a que no hay una fuerte industria nacional.

4.La ineficiencia administrativa.

Saltamos a este renglón que se explicó en el párrafo anterior. Los subsidios son millonarios, la política crea figuras sin conocimientos en el legislativo, la salud es ineficiente, la educación igual, Martinelli cobró impuestos creídos muertos a los empresarios, sumamos y sumamos, digo restamos y nos vamos dando cuenta que por desventaja el sistema administrativo y los planes de gobierno que nunca se realizan en su totalidad y prometen erradicar los males que ellos mismos han creado y alimentado; no van a solucionar un sistema que conocen como funciona. Donde los panameños profesionales que trabajan dentro del gobierno son quienes realmente mantienen a flote el pandemonium administrativo afectado por las decisiones políticas y no sociales que ejecutan los gobiernos, cuyos movimientos son impulsados por intereses remunerados por el poder político.

El canal se hace cada vez menos influyente en el comercio mundial, ya no es garantía de importancia económica para competir con el mercado marítimo global…sólo representa el 5% de lo que necesita ese mercado y se estan abriendo nuevas rutas en otras partes del mundo más eficientes y el comercio mundial se desarrolla lejos del área de acción del Canal de Panamá, por lo tanto es más importante para los Estados Unidos de América por su posición militar que para el resto del mundo. Y ello no justifica que nuestra economía mejore al pasar a ser el Canal propiedad de los Estados Unidos, sólo hay que recordar como era nuestra historia anterior en nuestras relaciones con los Estados Unidos. Podríamos entender por qué, a pesar de ser actualizado y su costo en millones las inversiones fueron mayormente pagadas por nosotros mismos, algo que no ocurriría con el asesoramiento directo de los países interesados que no arriezgaron sus inversiones. Por otra parte la economía norteamericana no es sinónimo de progreso seguro para el país en forma de inversión y el comercio mundial puede influir como por ejemplo la creciente banca Asiática. Lo que demuestra que los cambios globales afectarían hondamente al país.

5.Nosotros como panameños somos parte del problema

Nuestro real problema, la desinformación. Como panameños estamos unidos por asuntos triviales, fútbol, farándula y política superficial, todos alimentando nuestra autoestima social, pero estamos más fragmentados en los asuntos más importantes y es simplemente el de la transparencia política, y deberiamos buscar obtener aquella autoestima que produce el interés de buscar la reestructuración del sistema político que nos gobierna con corrupción. Esa ausencia de filosofía de empresa en la administración de los gobiernos en sí. Si en la juventud dejasemos de alimentar el amor por la farándula panameña, compuesta de personas que no nos educan en nada políticamente y aprendiesemos a conocer mejor a nuestros futuros políticos estaríamos realmente tomando conciencia de lo que significa pertenecer a un país real, y quejarnos ya no sería un problema aislado del cual no participamos. Panamá tiene muchos profesionales con títulos, maestrías y curriculums competitivos, pero la sociedad les ha inculcado el modelo de consumo norteamericano por el cual buscamos estilos de vida sociales alienados a nuestra realidad social, no un modelo donde la sociedad y su administración sean la razón principal para incursionar en la política. De hecho somos profesionales con mucha inmadurez en muchos temas, política, historia, cultura y visión mundial.

Mientras nos mantengamos dentro del mundo con que nos alimentan los medios, con la realidad alterna que creemos es nuestro mundo real, nos mantendrán fuera del centro que más importa, la sociedad política de la que tenemos derecho a participar. La realidad es esta, hay que cambiar el sistema político tradicional, y con ella el tipo de mundo arcaico en el que está anclado nuestro país. Ya no podemos pensar como los panameños de antes, el país está habitado por extranjeros que ya han modificando nuestras costumbres, nuestras mañas como panameños y será inevitable y lo único que tenemos para sentirnos panameños es mejorar todo lo que ha arruinado la clase poítica tradicional. Chao Gente, aquí en HeragTV somos cultura, arte y también política para la sociedad sobreviviente, como dise Wisin.

Nota de fondo: En HeragTV hacemos artículos desde el punto de vista social, algunos piensan que escribimos con colores políticos de izquierda, pero es tan obvio que nuestros problemas políticos nacen como sociedad  y comprendiendo la sociedad en que vivímos por influencias religiosas, económicas, foráneas y culturales podemos entender el por qué de todo este problema de corrupción, sobre todo entendiendo todo desde una perspectiva macro, transportándonos en el tiempo y la historia, no sobre ideologías políticas de este momento de la historia del país.

8076 Visitas 6 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook
Facebook
142

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top