6 razones por las que las mujeres no deben jugar fútbol

6 razones por las que las mujeres no deben jugar fútbol

Fútbol femenino una muestra más del modernismo, del empoderamiento, etc…pero ¿Porqué existe este énfasis en que las mujeres practiquen los deportes de contacto de los hombres? Los más violentos, los más exigentes físicamente con resultados destructivos para la salud incluso de los hombres a largo plazo, de ahí que en estos deportes el retiro prematuro sea obligatorio. ¿Porqué? Porque las mujeres quieren y nadie lo va a impedir, porque pueden, porque lo han demostrado en fútbol soccer y hasta fútbol americano. Pero viéndolo bien son deportes donde predominan las mujeres físicamente más aptadas por tener una complexión atlética específica en comparación con nuestras chaparritas y menuditas mujeres normales que por tradición juegan juegos más aeróbicos.

Halterofilia, deporte que para la práctica el cuerpo exige altos niveles de testosterona

Entonces no son deportes para que todas las mujeres puedan practicar en general. Pero fuera de esta acción de incluir a las mujeres en deportes masculinos observemos aquellos que son exclusivamente para las mujeres y que honran la disciplina del deporte que practican, y aumentan su femeneidad como los que vienen a continuación…

Voleibol de playa

Este deporte en las clases de educación física ocupa un especial lugar. De origen incierto aunque lleva practicándose más de un siglo, se popularizó en California y Brasil. De ahí lo de la dinámica playera. Es el deporte que más ejemplariza la rapidez y la destreza mental en mujeres atléticamente aptas para practicarlo. La arena es un buen soporte para crear las más amplias sinergías físicas, las cuales el cuerpo femenino aprovecha con total libertad para extenderse hacia las más azules alturas que su fuerza les exija. Y otra libertad es la de los que visitamos las playas caminando y nos detenemos a  entretener los ojos disfrutando de tan grácil deporte femenino.

Tenis

Me pongo a observar y en su mayoría los deportes de impacto femenino son originarios de países primermundistas y son practicados por gente con acceso a los beneficios del modernismo, lo que cuenta bien como un punto a favor de la confianza en las habilidades femeninas con su propio y único contexto atlético e intelectual. El tenis es otro deporte de alta resistencia y coordinación visual y motora, una habilidad creída dominada cerebralmente por el hombre. El tenis femenino es otro de estos deportes donde la mujer participa de forma grácil por la dinámica y torsión física que somete el cuerpo a las mayores contorsiones anatómicas que dan a sus extremidades una proyección de una agilidad excepcional. Y es un deporte beneficioso para entrenar y hacer ágiles los músculos de mis ojos también.

Hula hoop

Aquí nos destensionamos un poco observando lo que nos trajo California en 1958 el hula hoop, un aparato que dos señores copiaron de los indios nativos de América convirtiéndolo en un juguete que perdura hasta hoy día siendo como el Tai-chi para las jovencitas y el placer mental de mis neuronas espejo. Con el relajante y dinámico Hula hoop se comprueba que la destreza espacial es cuestión de intentarlo y en cuestión de círculos las muchachas son expertas dominando esos espacios. No podía faltar un videito para que se relajen; es mejor que la danza hawaiana para mi.

Sin ser oftalmólogo lo recomiendo para poner a drenar esa sangre por esos ojos aburridos de la tercera edad masculina. Belleza de deporte.

Ballet Moderno

La disciplina deportiva más antigua de nuestra civilización moderna y la más sufrida, como todo lo que en el renacimiento apareció, estrujando piececitos femeninos cual dedos de la mano en los budistas de los templos tibetanos. Sufrimiento, sacrificio y dolor para imitar a las grullas en Asia y los cisnes en occidente. Pero la danza no es hoy la misma que pintaron los renacentistas, la nuestra es moderna, el pelo es libre y los cuerpos gráciles, pero dinámicos y lo mejor, con música que no da sueño.

Y aunque ser hombre y bailar como parejo de las bailarinas es algo común en Europa y nadie se preocupa por las bolsas entre las piernas molestandose porque se ve sexista y nosotros tampoco por ver a las mujeres girar y estirarse en el escenario, vámonos a otro deporte mixto muy parecido…

Patinaje artístico sobre hielo

El patinaje femenino y mejor, en pareja es otro deporte que arranca suspiros de sensualidad sublime al público, hay que aceptarlo este deporte hace que se nos suba y baje la mentada bolita, en sentido espiritual digo. El duro hielo de los lagos a finales de 1400 (XVI) y la invención de los patines de hierro con el tiempo relajaron a los que cruzaban esas extensiones congeladas creando la danza fría. Y lo que vemos hoy es la sinuosidad de la eficiencia centrifuga y orbital del baile que eleva lo femenino de la forma y la comprensión de cada parte del cuerpo como propelante energético de su propia energía aerodinámica dejándote sin palabras, que el cuerpo también es arte y deporte.

Equitación

Nos estamos poniendo clásicos sin pensarlo, pero es que las mujeres de más atrás en el tiempo no eran unas ninis en cuanto a actividades deportivas pre-olímpicas y dominar un caballo que de paso ya apalearon una horda de hombres para amansarlo, demuestra esa destreza logística entre coordinación animal y mujer. Porque el caballo y la mujer en acción es un espectáculo…díganselo a las Chiricanas y sus caballos de paso.

En conclusión:

Futbol Americano, visualmente sexista, pero rudo…se evita el uniforme masculino que protege mejor, porque voy a empoderar mis ojos. Una estrategia para interesar al público masculino y que resulta en un espectáculo caricaturesco en comparación con los deportes ya conocidos por ellas, aquellos tradicionales que llenan estadios, las noticias, los canales por cable, etc, producen alta asistencia y presencia de público.

La idea de hacer del futbol un deporte femenino de masas no tiene una coherencia social y esto se explica con facilidad. La FIFA invierte poco porque entiende que no produce dinero. Esto también tiene otra explicación antropológica. Los hombres admiran hombres, como rol de identidad. Las mujeres admiran futbolistas como un medio de valor, por fama y fortuna. Las mujeres no apoyarían constantemente a otras mujeres en un terreno de competencia que no sea apelativo a su propia naturaleza en etapas de su vida donde la moda, el maquillaje, la farándula, les identifica en su valor competitivo, no en el deporte, ellas no necesitan referentes futbolísticos, porque si fuese tal, veríamos comúnmente a mujeres en grupo asistir a ver partidos de fútbol femenino, aún locales, como hacen los hombres, y que en ellas esta costumbre sobrepase más allá de la edad reproductiva.

Esperamos haber entendido que para una mujer ser mujer no tiene que intentar imitar a los hombres probándose con esto un logro más del feminismo, la mujer para ser femenina tiene sus deportes especiales. Por otro lado, entre las incongruencias del feminismo en España el fútbol busca paulatinamente prohibirse en los colegios durante el recreo por considerársele una actividad sexista y que tal deporte contribuye a la violencia de género en los niños.

Al final, el mejor feminismo es el de practicar los deportes con los que se identifique tu espíritu, que te haga sentir una plenitud natural desde tu propia elección, sin tener que probarle al hombre algo desde dentro de sus propios inventos; los deportes creados por hombres, porque lo que prueban estas elecciones es sobre todo sumisión al hombre, ya que estas haciendo de su mundo, tu mundo. Piénsalo…cuando practiques natación, gimnasia acrobática, clavadismo y demás disciplinas ya incluyentes de la mujer en las olimpiadas, porque hasta este momento n el fútbol comercial, sólo eres un producto más en experimentación de la patriarcal FIFA.

2241 Visitas 3 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top