¡9 situaciones en que tu cuerpo se pone rebelde y no te hace caso!

¡9 situaciones en que tu cuerpo se pone rebelde y no te hace caso!

El cuerpo tiene funciones autónomas, como respirar, pestañear, cagar etc, pero entre tantas hay unas que ni queriendo las puedes controlar a voluntad como estas…

La indomable quijada embrujada

Esta vaina te pasa cuando ¡Vaya la peste! te cae una brusca en el ojo y la picazón hace que te arrasques metiéndote el puño en el ojo, pero es normal…lo anormal es que no te vas dando cuenta de como se te va abriendo la boca solita como una bisagra sin tu pensarlo, y es que ni pensándolo la puedes detener.

Hablar bajo el efecto de los alcoholes

Un ser borracho al que los alcoholes no le controlen los circuitos del habla no es de este planeta. Hay unos que quieren aparentar que están sobrios y se quieren pasar de locuaces, pero el exceso de guaro interfiere con la señal de wi-fi que va a la lengua.

El putéo espontáneo que te sale sin filtro del alma

Hay actos reflejos que hacen que se le vuele la moral al cerebro de personas consideradas muy equilibradas y en caso de accidente la sinceridad de tu cerebro no la detiene nada…aunque hayas aplicado para ser vecino vigilante.

Cuando tu cara no puede contra el acidito sucu sucu del saboooor!

Sea bolita de tamarindo o ensaladita de mango…tus músculos faciales no te van a hacer caso, la torcedera de rostro va a ser brutal. Quién sabe si es que el cerebro cree que el tamarindo y el vinagre son intrusos y empieza a revelarse con tu cara para que cuando otro te mire evite “intoxicarse” comiendo lo mismo que tu y evite meter estos líquidos intrusos en su cuerpo…mándale más sal que sí ta’ ricoooo…!

¡El bost…eeeee…..zo que no para nadie!

Ya la ciencia dijo que eso de bostezar se debe a unas neuronas que tenemos en la cabeza y que cuando ves algo que te parece familiar esas neuronas hacen que nos copiemos de los demás, y como el bostezo es una de esas vainas que por más fortaleza mental que tengas o aunque te hayas ganado todas las medallas juntas de entrenamiento de las brigadas Seal para el dominio mental…fuas…ahí va esa quijada a abrirse para ponerte a cantar la opera del sueño de egg a egg.

Ese músculo que esta arriba del ombligo y hace lo que le da la gana

He ahí el punto…ese es el músculo del diafragma, el que hace que te salga ese hipeo…que te aconsejan detenerlo si te tomas un vaso de agua, si dejas de respirar, o que te tienen que asustar para que se te vaya, pero sí no haces nada ahí vas a estar, a merced del hipo.

El indomable poder del poro rebelde

La manifestación de algo tan pequeño como un poro atacado por un agente o cuerpo extraño le hace ponerse en alerta y emberracarse pidiéndote auxilio, pero como piensas que es algo tan pequeño e insignificante te haces el guebas y diske ignoras la picazón y te haces el que aguanta, pero la emberracada que se da el poro con tan chiquita molestia te vence y que va…¡A arrascarse ‘ombe!

La sílaba del lenguaje universal

Por más que la torre de Babel haya dividido lenguas hasta borrar los rastros de muchas, esta es una sílaba que todos compartimos en común, sea etnia, sangre o religión…¡Y pare de contar!

Y la involuntaria voluntad que tiene su propia voluntad.

Hay reacciones que no conectan cerebro con la moral y es que el instinto es fiel cuando se trata de estímulos que no los controla nadie. Vainas de la naturaleza. ¡Viejo picarón!

5633 Visitas 3 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook
Facebook
25

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment

Top