Autocines frente al coronavirus: ¿A qué se enfrentan en esta nueva normalidad?

Autocines frente al coronavirus: ¿A qué se enfrentan en esta nueva normalidad?

Al mundo social post-coronavirus se le ha denominado la nueva normalidad, sabemos que no será permanente, hasta que el virus se haya dominado, pero llevará tiempo. Mientras tanto surgen nuevas alternativas para reinventar la industria del cine, siendo las empresas que dependen de los estrenos una de las más golpeadas por la crisis, tanto en el presente, como en el futuro -ya que tendríamos que incluir el mundo de la pandemia en los temas que salgan en las próximas proyecciones- y de esto se habla mucho, de crear Autocines para mantener el interés y la seguridad de las personas que van al cine, por lo que actualmente hay una nueva disposición en diferentes países a la creación de nuevos cines al aire libre, como en el pasado, pero veamos los retos que ello implica.

Espacio

Si bien las salas de cine están ya diseñadas para aprovechar junto a pantallas de gran tamaño asientos aglomerados, porque a mayor cantidad de personas mayores ganancias en cada proyección. Pero para la creación de nuevos autocines, cada automóvil ocuparía el volumen de 9 personas, he ahí una desventaja. La cual se compensaría adecuando más estacionamientos para más capacidad, pero las distancias le darían incomodidad a las personas de los extremos para disfrutar la película, lo que nos lleva a otro problema técnico…

La imagen

Un cielo despejado, para mayor concentración y un mayor distanciamiento de autos 

Con más autos separados entre sí habría que crear un espacio en terreno también amplio, lo que daría como resultado la necesidad de Gigapantallas como en los conciertos, lo que traería en la experiencia de algunos presentes un mal parecido al de “la primera fila”, tal como ocurre en los cines actuales, esta vez, no sería tal el problema, sino el ver los crudos pixeles de las imágenes al estar más cerca de este nuevo armado de pantalla.

El sonido

La mayor fuerza que atrae a la gente al cine, desde su peligrosa baja popularidad debido al DVD y el extinto Blockbusters lo fue la llegada de los efectos especiales, y la mejora en la experiencia del sonido. En un autocine habría que recrearse ese poder. Mientras por una parte tenemos la conexión por bluetooth, que elimina los malos parlantes que se utilizaban en el pasado, aún el sonido de nuestros autos no reproduciría la espacialidad de la tecnología 4XD con que cuentan las salas modernas. Por lo tanto, si se habría de reconfigurar aquel sonido de bocinas y parlantes habría de hacerse en torres al aire libre, que tampoco producirían aquel sonido confeccionado para aprovecharse en la arquitectura acústica de las salas. Otra peculiaridad sería que habría que mantener las ventanas abiertas con esta última opción, a expensas de las imposiciones sanitarias.

En Alemanía, frente al distanciamiento una Banda local expone en concierto frente a 250 autos, la experiencia del conocido sonido musical en vivo no exige mucha tecnología.

El precio y los snacks.

Más de medio siglo y el menú sería el mismo.

Antiguamente los autocines tenían un balance entre precio por película y  la administración de un restaurante de Snacks con soda, hot dogs, hielo loco o malteadas. De esa manera los autocines hacían más dinero. Pero…el cornavirus es un impedimento, debido a la cercanía entre personas en las áreas comestibles. Por lo que lo conveniente sería hacer los pedidos de snacks por Auto-servicio. Todo desde una app en el celular con un menú específico, algo que ya se esta haciendo en algunos proyectos de Autocine en ciertos países.

La privacidad y exclusividad

Los clásicos autocines eran muy bien aprovechados para otros menesteres diferentes al de mirar las películas (if you know what I mean), y la suerte es que no existían redes sociales ni celulares en el pasado. Mientras que para la gente y las películas de hoy si hay problemas de privacidad. Los nuevos autocines no deberían existir en áreas pobladas, o urbanas, ya que como en el pasado, la gente que no esta en el autocine miraría las películas desde sus casas. Además también existe el problema de que la gente tomaría videos de la películas en estreno haciendo “spoilers” y difundiéndolo por las redes.

Por lo tanto…

La posibilidad del surgir de los autocines lleva complicaciones en cuanto a calidad, experiencia y emoción, también el poder concentrarnos viendo la película bajo esta nueva condición.  Los mismos precios no se justificarían frente las mismas ganancias que producía el cine del pasado. El atractivo es poco en lo nostálgico, pero sí una nueva experiencia social para las nuevas generaciones y el control del cine comercial está actualmente en manos de medianos empresarios, como en la iniciativa de un portal de películas en Noruega.

Otros artículos  Conoce el stand-up comedy de Charlie Chiskei. !Diferente!

Un portal web de estrenos en aquel país europeo creó un proyecto el cual ha resultado exitoso. Vendió tickets para 28 proyecciones de 17 películas en una semana. Logró reunir 10,000 entradas. Cada boleto vale por 5 personas y es vendido en línea. Contando con los estándares de seguridad sanitaria. Distribuyendo los autos más grandes a los costados, no se venden bebidas, mientras la gente puede traer sus propios comestibles. Los autos convertibles pueden ir, pero con la capota puesta. Si se violan estas reglas expulsan a los autos que la incumplan sin derecho a devoluciones.

A pesar de estas desventajas, se están abriendo autocines en diversas partes del mundo con películas que no son de estreno, y en otros esperando permisos de sus gobiernos. Conscientes de que la experiencia no sería la misma, y que tendríamos que volver a los rudimentos del pasado, siendo exactamente esta excepción lo que crearía la regla. La necesidad de estar “afuera” sería la compensación para el consumo del cine de estreno en 2121. No habrán récords de estreno millonarios, ya que cuántificarlos dependerá de los servicios de streaming, de las plataformas de pago, una nueva forma de contabilizar los beneficios para el nuevo mundo del cine post-crisis. Mientras esto evoluciona, la tecnología intentara adecuar el pasado del romántico autocine al presente social.

2623 Visitas 6 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Top
kartal escort ataşehir escort mersin eskort mersin eskort brazzers mature porno altyazili porno porno hikayeleri turk porno kuşadası eskort denizli eskort bodrum eskort