Diferencias entre la llegada de Juan Pablo II y El Papa Francisco a Panamá

Diferencias entre la llegada de Juan Pablo II y El Papa Francisco a Panamá

Era el año de 1983, yo estaba demasiado pequeño como para entender el mundo, y lo que más recuerdo de esos días es que venía a Panamá un señor vestido de blanco que le gustaba besar el suelo. Y pensaba en la boca de ese señor y la gente aplaudiendo porque el señor aceptaba ensuciarse los labios con polvo y mugre de aeropuerto, aún pelaito yo analizaba esas cosas…a pesar de que me creía todo lo que salía en Plaza Sésamo.

Lo raro para mi era la alegría de la gente y nuestro país estaba convulsionado de expectación por la llegada del Papa, desde el más chiquito hasta el más grande, y es que a Panamá llegaba cualquier famoso y era un notición de grandes proporciones; eramos un país insignificante para el mundo comparado con el que tenemos hoy.

A Juan Pablo le llamaban “el Papa Viajero”, porque visitaba copiosamente los países y a cada uno le tocó su fortuna, no excluyó a ninguno, el hombre trabajaba duro por dar aliento al cristianismo. Y según veo videos la gente estaba contenta porque el Papa era accesible, hasta que ocurrió el intento de asesinato que sufrió en 1981 y todo cambió.

Sin saber las cifras de lo que habrá costado la llegada del Papa en el pasado, debido a que fue una visita local y por tal justa a nuestra economía de esos años, hoy día las reglas para estas actividades del peregrinaje juvenil han cambiado. Los países se convierten en sede de un evento espiritual de alto alcance, tal como la FIFA.

En el fútbol los países se escogen a votación y se alegran por la dicha de servir de acopio para un evento tan histórico, que en algunos casos, como Sudáfrica y Brasil, el resultado fue más crisis en sus países por el déficit que creó la copa mundial, violando estos países sus propios derechos humanos y alimentando el clasismo por la disposición de sus recursos en detrimento de los ya pobres.

Por otra parte sabemos que la llegada del Papa Francisco para el evento de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) no tiene estas repercusiones negativas, el presidente Juan Carlos Varela promovió la idea al Vaticano de servir de sede, no local, sino regional para el evento de la JMJ llegando a costar 50 millones de balboas contribuyendo el gobierno con sólo una fracción de ese dinero. El desglose de los 50 millones se darán de esta forma; 60% lo pagarán los peregrinos al pagar su inscripción,  el 22% lo aportará la Empresa Privada y el 18% será brindado por el Estado.

A pesar de Panamá denominarse país católico, tenemos que en el correr de los años, de la misma forma en que cambió el patrón de visita de los Papas bajando su periodicidad, también ha cambiado el grueso de la población creyente y en la práctica imaginamos lo reducida que sería la asistencia a un evento Papal un día como hoy, sobre todo en nuestra juventud, si esta fuese sólo local, lo que nos intuye que la JMJ es conveniente como evento regional y Panamá ha de completar la intención de inscribir entre 75 mil y 100 mil jóvenes panameños, mientras que se espera reunir entre 200 mil y 250 mil jóvenes extranjeros, un movimiento humano algo delicado por tratarse de jovenes y su seguridad durante 6 días, desde el 22 al 27 de enero de 2019.

Panamá recibirá gente de muchos países y la ciudad se paralizará a un nivel tan grande como el de un carnaval de Rio de Janeiro. Asumiremos la responsabilidad de recibir miles de personas y el costo no se limitará sólo al gasto estatal, ocurre que en la organización para la JMJ todos los que quieran contribuir para el voluntariado deberan pagar una cuota para ser admitidos.

Como cristianos esta bien que se acepten moradas para los visitantes, completando unos 25,000 hogares, pero hay algo que no cuadra en muchos aspectos y es el gasto extracurricular que deben hacer los creyentes para apoyar el desarrollo del evento como voluntariado. Nuestro juicio común es que el Estado del Vaticano es conocido por tener recursos suficientes para eliminar la pobreza mundial dos veces y media, pero lo que no se entiende es que no con dinero, sino en el valor total de sus bienes materiales, que convertidos a líquido cumplirían tal erradicación, pero que en su mayoría no pueden convertirse a valor monetario, ya que se trata de tesoros que ha acumulado y son de valor histórico, no cuantificable.

Al contrario de la creencia en américa, el Vaticano reune más personas extranjeras que del mismo país que la acuna, Italia.

El World Factbook de la Agencia de Inteligencia de Estados Unidos en 2011 estimó que las ganancias del Vaticano se acercaron a los 455.5 millones de dólares ese año, provenientes de la venta de productos turísticos, libros y la entrada a los Museos Vaticanos, en el Estado, y del dinero que llega del extranjero a través de las contribuciones de católicos alrededor del mundo. Mientras tanto una suma de ese tamaño, siendo realistas, si se le sustrajese todo tipo de gastos financieros y de funcionamiento podría dejar una ganancia de un quinto de esa suma como en los ingresos en 2014 de 133.29 millones.

De modo que contrastémos esta última suma con los 50 millones que costará la JMJ y que dará beneficios al país por alrededor de 250 millones según los cálculos. Vamos a lo del voluntariado, que es la parte que nos toca como panameños. A todo el que quisiera participar activamente en las campañas de admisión, administración, apoyo y cobertura de medios se les está exigiendo una suma para ser parte en aquel engranaje de acuerdo a el nivel de participación. Pensemos por un momento. ¿Debería ser gratis? Comparemos esta actividad con la Teletón 20-30, a los voluntarios se les paga todo, viáticos, uniformes, comida y misceláneos, brindando su tiempo y servicios. Y nos preguntamos, ¿Por qué al voluntariado no se le puede facilitar todos los medios para apoyar las actividades de la JMJ?

Las personas particulares que quieran formar parte de la JMJ tienen que pagar por los uniformes y las gorras, por cubrir fotográficamente el evento, por brindar servicios de diseño gráfico, servicios de tecnología, añadido a su disposición gratuita de tiempo,etc. y hay gente haciendo de todo para recolectar dinero y participar, digamos los más humildes, que quizás no están pudiendo por sus limitaciones.

Mientras la Teletón 20-30 es una entidad de orden humanitario en cambio las organizaciones de la iglesia católica son de carácter espiritual para propósitos espirituales y las contribuciones en dinero, desde ofrendas a donaciones por años han alimentado las arcas del Vaticano.

Responsabilidad financiera del Vaticano

El Vaticano es un Estado económicamente real, que también tiene activos en todo tipo de industrias y corporaciones financieras alrededor del mundo, como accionistas, como banco, en préstamos, en bienes raíces y una infinidad de actividades, incluso en Wall Street las cuales le ayudan a mantenerse en pie en una línea de tiempo constante, a lo que se llamaría actividades de respaldo financiero.

El vaticano no es un estado iglesia como en el pasado, pero tiene responsabilidades tanto o más terrenales de lo que comprendemos. El voluntariarse para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) te hace ser parte de una nueva maquinaria de mercadeo global de la iglesia, la de; tal como toda empresa, en el ejemplo de MacDonald’s y su interés en renovar el hábito por sus productos en cada relevo generaciónal, el de la fe cristiana con las actividades de la JMJ buscando las mismas metas, incentivar la fe en los jovenes mirando a futuro. Actividades de mercadeo que en este mundo actual es un procedimiento normal en toda empresa que quiera mantenerse competitiva en el tiempo, sean corporaciones, productoras, bancos etc, todas en torno al dinero para su existencia.

Ya Martinelli había propuesto un proyecto que causó revuelo en sus días

Recordemos cuando Ricardo Martinelli intentó eregir una estatua a Santa María la Antigua, una figura de 38 metros de altura en un terreno de aproximadamente 9 millones de dólares en la calzada de amador y más los costos de la obra, que de acuerdo a como se le paga siempre a Odebrecht, quien bondadosamente se iba a encargar de donar solamente los planos como contribución espiritual, tal obra podríamos especular habría llegado a los 15 millones creando descontento tal como los gastos destinados a la JMJ hoy día.

Nota de cierre

Al final nos quedamos con un pensamiento. Si la iglesia depende constantemente de los países que la denominan, ¿Son los pobres quienes sostienen a la iglesia, a través de las subvenciones de los gobiernos y con los impuestos de todos? ¿Contribuimos a su equilibrio? Si es real el caso de que el Vaticano no tiene el dinero para disponer y sufragar los eventos religiosos que desarrolla y sus riquezas materiales son sujetas a valores inconmensurables, como lo son sus iglesias, esculturas y obras de arte cuyos valores incluyendo el oro que posee la santa sede tienen un valor que no se ha podido definir o estimar en una suma cabal por ser tan intangible que no se puede alcanzar a describir por números, porque sus bienes tienen valores culturales por su arte y arquitectura en contraste con la espiritualidad que representan y siendo estos dos sentimientos abstractos, pero poderosos…

Cuando los gobernantes como el Presidente Varela disponen de fondos del estado para priorizar la religión, u otros países, como México subsidien al Vaticano, ¿Estarán haciendo una práctica proteccionista del Status quo de nuestros sistemas de gobierno? ¿Dónde la fe retrae de forma controlada el pensamiento crítico de la población para no exigir justicias de forma realista? Mientras lo que conjeturamos aquí es sólo una suposición, nos vamos para la playa…que la JMJ esta en la city. Chao!

P.D: Lo escrito aquí no fue redactado bajo ninguna doctrina socialista, aunque se haya usado la gastada frase Status Quo. 

9942 Visitas 24 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook
Facebook
106

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment

Top