El Fotoplop # 17: El inigualable Arte de la Cantina “Panamá Oeste”.

El Fotoplop # 17: El inigualable Arte de la Cantina “Panamá Oeste”.

Hoy tengo ganas de joder… paseando por Chorrera me encuentro con que por allá aún le hacen buen honor a los muralistas típicos que vienen pintando paisajes en las paredes de las Cantinas y bares desde tiempos inmemoriales. Este es un oficio casi desaparecido que sólo se esta viendo en Chorrera y en algunas partes del interior. OK, yo no tengo oficio más que contemplar sus técnicas de pintura y estilos y hacerme de un buen par de críticas de mal arte, el mal que yo tengo de hacer críticas de mal arte donde nadie me lo pide. Y en esta ocasión haremos una humorística crítica a este mural Chorrerano. Empecémos…

Esta es la Cantina “Panamá Oeste” Ubicada a un costado del conocido parque Feullet. Donde se divisa el mural que distrae de los lúdicos entretenimientos que dentro se recrean. Máquinitas de real, traganique y cerveza fría a todas horas del día.

Pero vamos a lo nuestro el Arte…

Tírenle el ojo a esta pintura de casi 4 x 8 pies de alto, en una gama de colores muy vivaz. Podemos ver los caserios, de lo que supuestamente es la panamericana, pasando por el poblado penonomeño que bordea la vía porque al fondo duerme la india dormida entre brumas y niebla mañanera.

Un acercamiento a la India…muy moderna porque se mandó a hacer su operación de aumento de senos en Colombia.

Y viene llegando desde Lídice una chiva moviéndose sobre una calle estrecha, que atina bien con los años que representa el cuadro, ya que en los 50’s apenas se estaba construyendo el puente de Las Américas y aún la interamericana no estaba desarrollada y el MOP ni existía. Por la forma en que viene la chivita el pintor la hizo chueca y torcida o la puso a bailar hahuancó. O a lo mejor vio el taxi loco de Mickey Mau chancleteando calle en la Televisión y quiso rendirle homenaje. O quizás erá fanático de M. C. Escher y el bus viene manejando del lado derecho de la calle y los pasajeros  viajando del lado izquierdo de la vía…puro efecto óptico esta vaina.

Y woeee, y wooeee…

Y acercando más el zoom, nos percatamos que los pasajeros vienen guindando de las ventanas. Será que allá ‘onde uno existen hobbits, o el bus va vacío y me estoy confundiendo y es sólo gente que esta parada del otro lado en la orilla del poblado esperando a que les pare el bus para ir para Aguadulce.

Un detalle es que por lo que se ve del retrovisor, la chivita la patrocina la Pepsicola. Al volante no se entiende quien maneja pero el conductor tiene un parecido grande a los monitos de peluche que guindan pegados a los carros. Y el timón es una rueda de bicicleta.

Y para cerrar, esta casa nos da más preguntas de lo que esperamos. Lo que está afuera es un pilón o ya les llegó el internet inalámbrico con Wi-fi. Además…parece que cae buca nieve en los inviernos de Chame por la forma del techo, alto así como los que se usan en Suiza para evitar que la nieve se acumule en el tejado y se escurra con facilidad. Y el techito de la fachada, no son tejas, son piedras de río pegadas ahí nomás.

Dagoberto la tiene…con su arte surrealista climático con toques modernistas y algo de belleza impresionista en los detalles.  No entendemos por qué firmó en blanco encima de la casa Suiza, pudiendo firmar en negro en la esquina derecha de abajo, como todo artista acostumbra. Bueno eso ya es el toque misterioso a lo DaVinci que le metió  Dago al mural. Se nota que se esmeró con suma concentración, no aceptó ninguna pinta y se puso en lo suyo. Los colores están muy bien logrados. Ya se nos acabaron las críticas de arte. Vamos a seguir rastrendo más arte panameño de estos talentosos artistas que hay escondidos por todos lados. Chao.

2178 Visitas 1 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook81

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top