El graffiti del METRO ¿La botaron? ¡Vamos a ver!

El graffiti del METRO ¿La botaron? ¡Vamos a ver!

Así empezó el graffiti

En una historia breve el graffiti apareció como tal, con forma y estilo en Nueva York, el Bronx, a finales de los 70’s, etc…entre el guetto como una expresión gráfica o lenguaje tribal de las bandas para guerrear con códigos y limitar sus territorios y ejercer su dominio. Esta expresión llegó a un punto de tal especialización que entre ellos conocían el estilo, la intención y el mensaje oculto para el público de lo que querían expresar en cada pared en trazos creado a partir de pinturas en aerosol, de modo que había una fuerte cultura de fondo.

Esta era la parte valiosa del graffiti, como una cultura local, limitada por su propios protagonistas. Incluso aparecieron varias películas en el periodo de los 80’s que incentivaron, junto al baile del breakdance a influenciar, no por rebeldía, como fue la intención del graffiti neoyorkino, sino como moda juvenil en otras partes del mundo, apegándose en nuestros países a la cultura del skate y el surf, como algo decorativo, gracias al traspaso de esta cultura a California, la base de estos deportes.

El Graffiti y latinoamérica

Así son los pininos de los graffiteros, cuando no saben siquiera escribir, ni tener buena ortografía

Con lo dicho, el grafitti es para latinoamérica….NADA…ya que no está enraizado a ninguna cultura base como la original en Nueva York. ¿A qué se debía la proliferación del grafitti en aquella ciudad norteamericana? A que esto ocurría en áreas extensas llamadas guettos porque el gobierno, del mismo modo que ocurría con San Felipe, las había olvidado de forma golpeante y la desintegración social y el bienestar común escaseaban; de ahí la libertad con que anárquicamente vandalizaban las paredes y el Metro. Y como el mismo ambiente de guetto era deplorable y horrible a la vista, de caseríos y barrios destruídos, tal como ocurría con un Chorrillo o San Miguel de muchos años atrás los jóvenes inventaban ponerle color a tan decadente gris.

Cuando el arte se pasa a las paredes ocurren cosas bellas e interesantes como este mural, o sea nada de graffitis, sino arte.

Ahora en el presente esta subcultura se quiere mantener, pero absurdamente bajo un ambiente socio-económico realmente desarrollado en nuestro país. A diferencia del muralismo, que marca pautas sociales y políticas, el graffiti es en sí una expresión sin bases, mensajes o alma para el resto de la población, nadie lo entiende, es como arte abstracto para una minoría. Entonces, siendo un minoría de jóvenes y una expresión juvenil. ¿Cómo es posible que trascienda, aún en forma de arte?

¿Es arte?

Un tanque que dispara mamaderas o tiene un cañon del siglo XV disparando bolas, no proyectiles, el Teceracto de Avengers y un soldado enano muerto en vida, sólo yo se que es un mural anti-yanqui.

Como forma de arte no llega lejos. No apela al fácil entendimiento, no es amistoso con la vista, no embellece nada de lo que toca, ya que se ve demasiado infantil a los ojos. Es como la artesanía, ya que es repetitivo…para no explicar más, el buen graffiti profesional moderno, aún hecho con elementos basados en los jeroglíficos originales del Bronx han llegado a nivel de arte por iniciativa de artistas de países donde pueden incluso vivir de crear este arte, ya que ha evolucionado y llegado a un punto de técnica excelente, como pocos artistas panameños sí lo han logrado y con estilo personal, no como el graffiti de vandalizaje, que es amateur, pedante y poco inspirador.

El caso del METRO

Como sabemos la noticia del vandalismo del Metro ocurrió hace 3 días. Y nos preguntamos qué tienen en la cabeza estos “artistas”. Sobre todo porque siendo pretenciosos, y anarquista los autores de este vandalizaje en sus intentos de ser anti-sistema se ven muy mediocres y como decía al principio. ¿Contra qué sistema se rebelan? En el Bronx no había trabajo, deserción escolar, drogas, delincuencia. ¿Cómo se despiertan cada día estos “artistas” del grafitti panameño? Quizás en un ambiente parecido, pero aquí sí tienen opciones, no hay racismo (no son negros los que hacen los graffitis), hay niveles de profesionalismo para especializarse y estudiar en una escuela de arte. No les falta nada.

El problema con el vandalismo es que los que lo practican creen que la están botando frente al universo, en las redes, compartiendo la cagada esa con otros imbermes en otros países donde quizás allá sí comen de esto y tienen mejor nivel de vida, ya que pagar por cada lata de aerosol no es fácil. En tanto existe el graffiti artístico, un estilo elevado de esta expresión que se sustenta en las técnicas del arte y especialmente el color, para su proceso de elaboración y resultan en impresionantes visuales que ayudan a los ciudadanos a comprender que el arte como lenguaje nutre la apariencia de una ciudad que ha llegado a un punto de modernismo sobresaliente, de manera que el graffiti de vandalizaje es la expresión más baja del intento de crear de un individuo que intenta identificar las paredes de los países que representa y el mal graffiti no cabe en este país, porque es signo de retraso intelectual.

O.K., Muy bonito, pero ¿Y cuando se te acaben las paredes y me aburra de tanto verlo?

El último punto es que el grafitti vandálico es infantil, limitado y no expresa interés por el entorno en el que se coloca. El Metro visto con estos pintarejos da vergüenza pública. Sobre todo en un transporte que es el más eficiente, seguro y pulcro de toda latinoamérica. Noto que todo el que quiere ser artista del guetto-grafitti, primero que todo no sabe ni dibujar, ni pintar, siquiera un perro mal dibujado, si…como el tal Porroncio y su relajo de colores y mal dibujo, etc.

Luego de que borren el esperpanto que se le hizo al Metro, esperamos los agarren y los metan presos por tanto poserismo callejero, así como le metieron la multa al pelao que apretó el botón de emergencia del Metro hace un tiempo atrás.

Vandalismo con tintes de terrorismo

Soberana porquería en el Metro de Galicia, y para colmo no se puede mirar afuera.

El último caso conocido de vandalismo ocurrió en el Metro de Madrid en España, donde se detuvieron a 18 graffiteros por daños a la propiedad pública que acumulados ascendieron a 650.000 euros, adjudicándoseles 159 delitos por daños a la propiedad. La parte del terrorismo la ejecutaron en la forma en que vandalizaban los vagones del Metro. En grupo entraban al transporte, iban hacia los controles de seguridad, accionaban el freno de emergencia, los vagones se detenían abruptamente causando golpes y accidentes entre los ocupantes, para así – con el metro detenido- vandalizarlo con aerosol. Si este es un paso en el avance del graffitismo vamos muy bien en el mundo.

¡Chao que ya me descabrié…porque el Metro sale de mis impuestos, vagos de #$%&, etc, etc, etc!

 

5509 Visitas 3 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top

Mersin escort

escort bayan Mersin

escort Adana

Eskişehir masöz escort

Mersin merkez escort

Mersin türbanlı escort bayan

Adana escort

Adana otele gelen bayan escort

Bodrum merkez escort

Escort Adana

Kayseri escort

adana escort seyhan

adana anal yapan escort

adana rus escort bayan

kastamonu escort

çerkezköy escort

kemer escort

null24
escort99.com