El muro no es de Trump, sepa la verdad

El muro no es de Trump, sepa la verdad

Una gran mayoría latinoamericana cree que el muro que quiere construir el presidente Donald Trump es idea de él, pero…para informar y que tal concepto cambie de verbalización y retórica repetitiva vamos a explicarles la historia del muro.

Como todos imaginan, la existencia de un posible muro es hacer que la frontera con México sea hermética para evitar que pasen ilegalmente personas hacia los Estados Unidos, país cuyo interés es controlar la inmigración, mantener la seguridad del país y combatir el tráfico de drogas. Todos ejemplos muy correctos, tal como por ejemplo en Panamá tenemos el Senafront y su patrullaje para el mismo fín.

El hecho de ser un muro, no viene a representar una prohibición arbitraria, sino una necesidad que enfrenta el país y la cual ya fue iniciativa en 1990, cuando en San Diego se costruyeron 22 kilómetros de muro de una altura tres veces mayor que una varda normal por problemas migratorios, sin Trump en el panorama.

Bill Clinton, el verdadero iniciador del muro

En 1994, bajo la administración del demócrata Bill Clinton, siendo Fiscal General Janet Reno, se trabajó nuevamente en la construcción del muro, como parte de la Operación Guardián llevada a cabo por Estados Unidos en California. La edificación continuó en 1995, en el estado de Arizona, en este caso con la Operación Salvaguarda. Ambas operaciones se diseñaron para frenar la inmigración ilegal procedente de México y forzar a los infractores a buscar nuevos lugares para realizar el cruce de la frontera. En 1996 el gobierno federal continúo la fabricación del muro fronterizo. Distintas administraciones trabajaron en el muro, edificando partes de este en varios lugares de la frontera.

Pero tal muro no es un muro continuo, sino una secuencia de tramos que corren intermitentemente por varios puntos considerados de tráfico con otras zonas descubiertas, o sea inconclusas. La policía fronteriza de los Estados Unidos con 25,000 oficiales de inmigración lo patrullan diariamente, estos oficiales cuentan con vehículos terrestres, drones, aviones, helicópteros, perros rastreadores, sensores electrónicos para detectar la penetración en distintas zonas y por lo regular, donde existe el muro, este está coronado por una cerca de alambre de púas, que en algunos casos está electrificada.

George W. Bush continuó con el muro

El 17 de mayo de 2006, hace 13 años, con 83 votos a favor y 16 en contra, el Senado de Estados Unidos votó el «Secure Fence Act», ley propuesta por la administración republicana de George W. Bush, que estipulaba la construcción de 1,100 kilómetros de «barreras físicas» fuertemente vigiladas en la frontera con México, para impedir las «entradas ilegales» de trabajadores procedentes de Centro América. Como resultado de dicha ley, que no se ejecutó totalmente, se incrementó la cerca fronteriza hasta un poco más de 1,120 kilómetros, contando todos los tramos edificados.

Barach Obama aprobó el muro

Richer Durbin, uno de los dos Senadores demócratas del Estado Illinois, votó “NO” por la Ley, pero el otro votó “SI”. El nombre de aquel Senador demócrata que voto “SI” es Barack Obama, quien 2 años después fue electo presidente de los Estados Unidos. Entre los 26 demócratas que votaron “SI”, haciendo posible la aprobación de la ley, aparece también el nombre de Hillary Clinton, senadora por el Estado de Nueva York, que 2 años más tarde se convirtió en Secretaria de Estado de la administración Obama y durante su campaña electoral del 2016 criticó fuertemente a Trump por querer construir el muro.

Por qué no se puede seguir construyendo el muro

El reto…2,000 millas de muro

Se necesitan 20,000 millones de dólares aproximadamente para completar el muro, pero tal cantidad no es viable para el presupuesto norteamericano, razón por la cual Trump propone a México pagar parte del muro, ya que los problemas se derivan desde México. De hecho las partes inconclusas del muro son longitudes demasiado accidentadas por montañas, por lo cual los costos se triplifican.

El río Bravo, el cual hace frontera natural con los Estados Unidos, tiene una parte en territorio Mexicano y otra en terreno estadonidense, donde contiene las montañas del Parque Nacional Big Bend, algunas reservas naturales y la Represa de la Amistad, por lo cual el muro en su recorrido no podría definir bien estos límites y con el detalle de que la mitad del río que desemboca en el golfo de Mexico debería ser costruído un kilomentro más adentro del lado de los Estados Unidos, o sea, que en esa parte quienes cruzan el río, aún están en México.

La utilidad del muro

Si bien una necesidad es el control del paso de las drogas, del cual se determina que por la frontera pasa el 70% de ella hacia EU se torna inefectivo debido a la corrupción y soborno de oficiales norteamericanos, la frontera es un área de cruce de alrededor de un millón de personas y 300,000 vehículos de los cuales más de 75,000 son de carga. Debe sumarse a esto el tráfico por ferrocarril, el aéreo y el marítimo. De manera que la mayor utilidad del muro está en básicamente contener la inmigración ilegal, la cual produce problemas en la economía norteamericana y sus servicios y en efecto la entrada de personas con problemas tanto prontuarios como de pandillas.

Sobre todo desde el punto económico, también cuidar la empleomanía para los nacionales, incluso los latinos legales…en general está es la necesidad del muro.

Por otra parte en el trasfondo social, la migración es un riesgo que toman individuos que dejan atrás familias, pero es en ese detalle donde  se culpa a los Estados Unidos de separar familias y fomentar  la violación de los derechos humanos por las consecuencias de actos individuales que enfrentan la ley con la realidad del inmigrante.

El eterno problema de frontera, Texas

Los terrenos de Arizona y Nuevo México donde debe completarse el muro son propiedad del gobierno federal, sin embargo los de Texas son “propiedad privada”, algo que se arrastra por más de 200 años cuando el incipiente país se convirtió en un estado y se integró a la unión. La construcción realizada con anterioridad, de segmentos del muro en la línea fronteriza, originó demandas entre los propietarios de las tierras y el gobierno federal, lo cual debe suceder en cuanto se anuncie el comienzo de la obra en las tierras de dicho estado.

El debate es social, político y económico

Los estados fronterizos son los que más interés tienen por defender la ilegalidad migratoria, su economía y gente es la más golpeada por su propia administración y en ellos hay más desigualdad, California principalmente. La necesidad de mano de obra barata la obtienen de la inmigración ilegal, de ahí el beneficio económico de sólo los estados que colindan la frontera. En la parte política, se usa este problema desde el punto social, para desde el social-demócrata atacar al actual gobierno Republicano, el cual mantiene la idea del muro, que como vemos otros presidentes Social-Demócratas han aprobado, de manera que es una estrategia política electoral como todo bando contrario. En la parte social la ebullición de tonos racistas, conservadores y de injusticias con que se acusa a la administración actual, la cual lleva una política menos restrictiva sobre la persecusión migratoria, la cual fue mucho más fuerte en el periodo de Obama. Añadimos que Trump sólo ha construído 93 millas de muro en su actual período, muchísimo menos que los anteriores mandatarios.

En conclusión, el muro no es de Trump.

Con todo lo dicho, espero haber dado la suficiente información para que cuando hablemos sin conocimiento real del problema de la frontera no acusemos a los presidentes  de forma no objetiva, Trump no creó el muro y su dilema sobre la frontera tiene bases justificadas en lo económico, ya que la inmigración ilegal atrae gente que no es competitiva para el país, de ahí que las embajadas controlan qué inmigrantes tienen derecho a la legalidad, del mismo modo Canadá, es un ejemplo, el país tiene planes migratorios, pero al mismo tiempo clasifica el nivel de escolaridad y profesión de sus inmigrantes.

En la gráfica se puede ver marcadamente el tipo de ocupación laboral que migra hacia los EE.UU.

En el caso de los Estados Unidos, las plazas de trabajo industriales se hacen cada ven más dependientes de la automatización, por lo cual la mano de obra informal se hace poco necesaria, sino la necesidad de niveles de fuerza laboral más técnica y científica.

Aunque los más radicales digan que Estados Unidos es el culpable de la migración, lo estaría siendo desde hace ya varias décadas, ya que aún hoy es el país de más población migrante históricamente. Listo, ya cumplí en ayudar a otros a conocer datos reales a los cuales a la gente le da pereza escarbar, quedándose sólo en lo que le dicen los amigos o el trending antiyankee, porque no decirlo y de paso me tilden de ser amante de los norteamericanos, no…simplemente hay que informarse para no andar por ahí imaginando vainas a lo loco.

2088 Visitas 3 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Tagged
Top