El origen de los nombres panameños

El origen de los nombres panameños

La gran mayoría de la población tenemos nombres de origen español, conservados por nuestros abuelos criollos, mientras que el crisol mismo de razas ha ignorado cada uno sus orígenes culturales respecto a conservar nombres. O sea, que si todo inmigrante hubiese aceptado sus nombres originarios tendríamos más variedad de nombres, nombres africanos o indígenas, por ejemplo.

En 1789 Panamá tenía 60,000 habitantes a nivel nacional, de ellos 14,000 eran indígenas, por eso digo lo de que si cada quien conservase sus nombres culturales, hoy día tendríamos nombres aborígenes con más libertad como ocurre en México, ya que los nombres aztecas suenan fonética y culturalmente interesantes con sus “h” y “xl”.

La maestra azteca “Ximena” y la niña polaca Ludwika discutiendo sus nombres

Ahora, los grupos indígenas panameños vivieron en sociedades compartidas con los criollos y empezaron a adoptar los nombres españoles debido a la cristianización, para ello solo cabe imaginar a cada cura con una larga lista de nombres bíblicos para bautizar, sobre todo en las provincias centrales.

Y así fue como Benigna se hizo bendita

En el caso de los Gunas creeríamos a la ligera que cantidad de ellos poseen nombres anglosajones y que la razón lo es que trabajaban para las casas de los soldados norteamericanos del área canalera, y que por la buena paga terminaban apodándose con sus nombres y apellidos.

Pero la realidad es mucho más antigua. La presencia holandesa en el caribe duró 4 siglos, aunque no tuvieron gran éxito acaparando suficientes tierras y propiedades. En San Blas hubo un pequeño grupo que también se estableció como una pequeña colonia religiosa que emigró luego con la tendencia de otros grupos holandeses de volver a su patria. De ahí que los nombres y apellidos anglos de los Gunas hayan sido producto de este encuentro de culturas.

Algunos de ellos tienen apellidos holandeses

Otra rareza en el mestizaje, sobre todo también en las provincias centrales lo eran los nombres griegos, y es que los curas no solo imponían nombres bíblicos, sino filosóficos e históricos entre la población. Razón por la cual aun sin grandes estudios los campesinos nuestros tiene nombres como Euclides, Aristides, Erácles, Arquímedes, etc.

Cabe incluir a la sociedad china, que al comprar las tiendas de los santeños, les dejaron con los mismos nombres católicos, como José, María, Comisariato Pedro, Julio, Josué, así les empezamos a llamar con esos nombres a ellos mismos. Esto tuvo desarrollo en los años 80´s, pero la apertura social de los asiáticos en nuestra sociedad les ha incluido con facilidad, por lo que esto les ha hecho también adoptar nuestros nombres latinos combinados como nombres compuestos junto a sus nombres y apellidos orientales.

En la costa Atlántica, como sabemos, no solo el dilema del nombre de Aspinwall para la ciudad existió, sino la continuidad de nombres ingleses, debido a la ciudadela que fundo este emprendedor ferroviario norteamericano en Colón, donde los colonenses, inmigrantes que una vez fueron esclavos y que vivían en otras áreas del Caribe poseían también sus nombres debido a sus amos ingleses.

Feria de Portobelo, los nombre heredados de los terratenientes se mantenían, ya que mucha esclavitud alejó a los afrodescendientes de sus propios folklores Africanos

Vamos terminando con un último rasgo de los nombres panameños y hablamos de los nombres rusos. Tenemos, Alexander, Dimitri, Vladimir, Ivan, Estanislao, Boris, Lenin (aunque ya sabemos por donde va la vaina) y las mujeres vienen con Alexandra, Sasha, Irina, Luzmila, Paulina, por ahora estos son nombres normales, pero existen otros Si…unos insospechados y hasta alterados como Katiuska, Mileika, Zuleika, estos identifican muy bien sus orígenes entre la gente del barrio.

Entonces, ¿Cómo resulta que nombres rusos hayan sido bien adaptados a la cultura urbana? La influencia llegó con el socialismo que inundó América Latina. Aunque tal influencia se daba ya desde los años 30 por la región, en Panamá llego con la ola comunista en las universidades en los 60, de manera que la corriente rusa al llegar a la clase humilde con posibilidades de estudio produjo entre los barrios la elección entre padres comunistas de estos nombres únicos e improvisados de mujer, los mismos que veíamos pintados en las ventanas de los Diablo-rojos inspirados en el idioma ruso.

Cuba, único país en donde directamente se estudia el comunismo ruso, algo que se llegó a ver poco en Panamá, pero que si logró adoctrinamiento en la Universidad nacional.

Al final, lo más curioso es que en el folkore, las fábulas y la historia conservamos personajes que representan a panameños del pasado. Anayansi, Cemaco, Urracá, Pacora, Bayano, Felipillo, Antón o Mandinga, se les enaltece en la cultura, pero estos nombres nadie se inspira a ponérselos a sus hijos. Ya que como vemos se convirtieron en nombres honoríficos para barriadas,y distritos. Hasta aquí la lectura, si tiene algo que añadir escriba, esto es un análisis poco riguroso pero curioso de como los panameños obtuvimos nuestros nombres.

 

 

2014 Visitas 2 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Etiquetado
kartal escort ataşehir escort mersin eskort mersin eskort brazzers mature porno altyazili porno porno hikayeleri turk porno kuşadası eskort denizli eskort bodrum eskort