Historias del Metrobus #1: “La mujer avispa”

Historias del Metrobus #1: “La mujer avispa”

Subí al metrobus como cualquier otro día y en estado: “Lejos de la paila”…el bus estaba lleno y y bajo estas circunstancias, eso no me robaba la calma porque necesitaba calor humano. Escojí estacionarme frente a la salida porque tengo mejor panorama para ver  la mercancía que sale del Metrobus. En lo que ahí estaba la caballerosidad me ganó y decidí cederle mi espacio a una mujer con un niño, porque sí, soy lujurioso, pero caballeroso.

Me tocó subir al segundo nivel y correrme hasta atrás.

En lo que el Bus se llenaba y se apretaba yo seguía en mi barra observando el panorama hasta que sentí una presión en la retaguardia. Al comienzo me incomodé y puse mi cara de molestia y voltié a ver quien osaba rozarme el ñango tan descaradamente, y cuando veo…se me aguaron los helados, era una guial muy linda…y con un C…nalguita muy bonita y grande, por ende yo entendía su problema por eso me serené mientras ella de reojo miraba apenada, porque sabía lo que estaba pasando.

LP-RE-4-01

 Hubiera sido un viaje tranquilo, ya que nada iba a pasar y yo estaba gozando el roce, y agradeciendo al chof la mangajería con que tiraba timón. Pero, había una persona que a pesar de estar cómodamente sentada, no estaba disfrutando el viaje. Y es que el choke de popas me hacía levantar la proa encallando justamente en la oreja de la señora…focop.

Me dí cuenta rápido y este se convirtió en el viaje de Metrobus más incómodo que he tenido en mi vida. No soy de tener buen equilibrio, pero ese día ni Gary Saavedra me ganaba, yo de surf no sabía nada pero surfié como un grande, no había curva que yo no dominara como un campeón. Y así siguió el viaje hasta donde pude. Me sentía como un profesional y me confié tanto que no me di cuenta que venía el peor tramo de calle jamás pensado.

Ni atrás ni a’lante. Perdí el control de la ola y puntié pa’ los dos lados, hubo un silencio muy pesado, ninguna de las dos dijo nada, pero vi en la cara de la doña que lo que venía era candela y me preparé para lo peor. Después de unos minutos continuaba el silencio hasta que la doña encontró el valor y sacó de  lo más profundo de su ser una frase…

LP-RE-4-02

-“¡¡¡Pa’ lo que te falta pónmelo en la boca pue!!!”

Pasé mi pena como nunca antes en mi vida, me reí para empapelarme la cara de vergüenza y esperé mi parada como un varón mientras la doña seguía gritándome cosas y ganando gracia conmigo. Y todo el mundo mirándome. Llegó mi parada, y antes de bajarme miré hacia atrás para ver a la niña avispa, al menos por última vez, esta miró de vuelta y me regalo una sonrisa, olvidé la vergüenza y me alegró el día… Pero mi pena… La pasé a lo grande.

LP-RE-4-03

FIN

 

54838 Visitas 3 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook
Facebook
1.2k

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top