John K: “Y el video musical que destruyó la animación americana”

John K: “Y el video musical que destruyó la animación americana”

De niño miraba y me grababa videos de MTV en el VHS -loooong ago…como dice Durán- y había un video musical que me la pasaba echando para atrás y para adelante, sólo para mirar uno y cada uno de los cuadros de este video animado, hecho para la canción Harlem Shuffle de The Rolling Stones. Era 1983 y amaba al personaje principal, el pequeño gatico que bailoteaba con la sensual morenita del barrio de Harlem.

Quizás fue este video el que me incentivó a experimentar una forma de hacer dibujitos animados sobre-alterada, pero no sólo me inspiró a mi, sino a la animación de comedia y entretenimiento de la década de los 90’s, y su creador, John Kricfalusi fue el responsable de haber moldeado la animación actual y la información que veremos en este artículo nos iluminará los ojos comiqueros conociendo del origen de tanta locura que hoy sobrevive con Cartoon Network.

El video es un cover de una canción de 1969 del duo de R&B Bob and Earl que el bajista Keith Richards de The rolling Stones siempre llevaba encima en cassettes. Keith siempre tuvo el interés de hacer que Mick Jagger cantase este tema en un álbum, pero él no parecía motivado, hasta que la oportunidad llegó luego de 5 años en un día de práctica de estudio donde en una sesión Keith y Woody improvizaban el tema, y uniéndose Jagger al micrófono, ya reteconociendo el tema porque Keith le había metido el cassette por los oídos, se dieron cuenta que la canción lo tenía todo para existir, y así en sólo dos simples sesiones el cover quedó grabado.

Pero lo importante para el tema no lo es la canción, sino el video y sus creadores; Ralph Bakshi (en corbata) fue quien dirigió la historia animada y John Kricfalusi (de suéter rojo) el animador de los dibujos, dos gurús de la animación en quienes recae todo el estilo de la animación comercial presente y lo explicaremos. Sí conoces El señor de los anillos en versión animada de 1982, Heavy metal, y por último Cool World de 1992, estos son parte del trabajo creativo de dirección de Ralph Bakshi. Y si conoces Ren & Stimpy, aquel show animado fue creado por Kricfalusi. Vamos al video, que es donde se encuentra toda la salsa animada de donde partió toda la ñamura actual.

En la mano de Kricfalusi cayó la dirección de la animación y diseño de los dibujos para el video de The Rolling Stones, junto a Jim Smith, Lynne Naylor y Bob Jaques, como animadores de este estilo de cartoon infantil de expresiones exageradas y de grotesca apariencia, tanto corrompidos como desquiciados. A pesar de los dibujos tener trazos infantiles ellos representaban la decadente diversión nocturna de un Nueva York lleno de vicios de finales de los 40, como ocurría en el Harlem de la canción original de 1963, que llegó al #7 del Billboard de ese año, mientras que la de Jagger llegó al #2 en 1983 en la lista de Rock.

El video de Harlem Shuffle fue para Ralph Bakshi y John Kricfalusi una colaboración que creó un híbrido donde se condensó lo que sería el futuro de la animación occidental. En los diseños de arte y el aspecto de los personajes se notan las piezas claves de lo que sería la futura película animada de Bakshi Cool World, creada para un público adulto.

Salió en los cines en 1993, y su historia cuenta un mundo utópico donde los dibujos animados existían en otra realidad, en un ambiente decadente y corrupto, un mundo en donde los humanos podían caer por accidente. En aquella existencia los personajes animados anhelaban habitar en el mundo real, y para tal logro debían conectar ambas dimensiones, haciéndo esto posible si un cartoon y un humano lograban tener sexo. Esto provocaría un choque destructivo entre ambos mundos y para detener que el cataclismo ocurra existían policías en el mundo del cartoon que evitaban que humanos y cartoons se emparejaran.

El paralelismo de Harlem Shuffle y Cool World

Aquel fue el guión que los ejecutivos de Warner impusieron a Ralph, pero la verdadera trama de la película, original de Ralph se basaba en el producto de tal unión sexual, un híbrido incubo que buscaba venganza, o sea que iba a ser un cartoon de terror, aún así la película ha sobrevivido como animación de culto. Ahora nos despedimos de Bakshi y nos quedamos con John K. como se le conoce a Kricfalusi.

El estilo de Krisfalusi y su influencia en el cartoon de los 90’s

Como vimos en Cool World, el estilo de los personajes fueron influencia del trabajo de Bakshi con John Kricfalusi, aunque él no formó parte de la producción. De este estilo escarpado y deforme hablaremos de ahora en adelante. Fue la inspiración de John K. al observar a otro genio de la animación; Tex Avery, pionero de toda esta esquizo-psicosis animada, y para ejemplo los animados de Droopy, en cuyas historias Avery  deformaba los personajes rompiendo con el molde de la suavizada animación de Disney. Él jugaba con imágenes surrealistas para el estilo narrativo de las historias que le tocaba producir, apoyado en un humor semántico, muchas veces con connotaciones muy adultas para el público infantil, contrapuesto a la limpieza mental con que se creaba el humor de los Looney Toones de esa época, de aquí parte toda la influencia sexual y sátira que John K. aplicaría en sus trabajos.

1992, el año de Ren & Stimpy

El estilo de contar historias de John K. estaba aún incubado en su psique, hasta que su oportunidad llegó con la aparición de los Tiny Toons, producida por Steven Spielberg, donde los golpes, la violencia y la exageración física de Warner Bros. se reposicionaban en la TV reciclando el espíritu de los Looneys de los años 30. Esta revelación produjo en Nickelodeon la necesidad de competir en ese terreno con algo diferente, y acudió a John Kricfalusi haciendo realidad a Ren & Stimpy; más cruel gráfico, gore y psicótico que los Tiny Toons de Spielberg.

Con este perro chihuahua y este gato gordo como personajes esquizofrénicos, de expresiones exageradas, traumáticos, llenos de accidentes mentales y emocionales de bizarro origen, se marcó el inicio de los animados más estrambóticos que podría soportar la TV de entretenimiento, así se inició la nueva ola del cartoon psicótico de los 90’s.

En esos días lo más anárquico que se hacía en los dibujos animados era exagerar las emociones de ira, susto o violencia, pero John K, externalizaba otras emociones aún más bizarras, hasta el extremo de la psicosis. Tal libertad fue influenciando a otras compañías de animación, y el estilo de Kricfalusi se hizo trending y un nuevo storytelling apareció, al mismo tiempo que en la vida real surgían extrañamente los soap comedy como el show de Tom Green, Dumb & Dumber, Jackass o Fear Factory en el terreno del asco, todas juntas eran las piezas de lo que estaba hecho el show de Ren & Stimpy.

Pero a John también le ocurrió lo mismo que a Steve Jobs, lo despidieron de su propio proyecto, en su caso porque era difícil trabajar con él por sus ideas muy fuera del límite de lo moral, que junto a su perfeccionismo provocaba retrasos en la producción. De esta manera los subsecuentes capítulos, sin él, dejaron de tener esa chispa extraña con que él relataba sus historias. A estas altura ya Kricfalusi era una influencia, y se viralizó la anarquía, lo inverosímil y grotesco entre los escritores para el cómic animado, entre unos en buenos y otros fallidos, como los MegaBabys.

Dificiles de digerir esos bebés, sus acciones no tenían conexión con las historias, pero aparecieron Ed, Edd y eddie, Hey Arnold, Las pícaras comadrejas, etc…cómicas que fueron aventurándose en la desproporcionada forma de diseño de personajes, alejándose de la apariencia del cartoon de animación tradicional, un ensayo que ocurrió también con Monstruos Verdaderos.

Desde aquí dos grandes cómicas cerraron esta era del asco, la perversión y el masoquismo, lo fueron Bob Esponja y The Happy Tree Friends. Ya que después de ellos no existió quién superara la escuela de John Kricfalusi. Su originalidad produjo un brote de creativos que ya a finales de los 90’s malentendieron su inventiva, e hicieron historias animadas sin el elemento mágico del buen desequilibrio del humor escatológico de su originador, desgastaron el género hasta hacerlo desaparecer. Mientras en el resurgir de este siglo los creadores de Bob Esponja, Adventure Time, y Rick y Morty han citado a Ren & Stimpy como sus influencias.

2003, Ren & Stimpy Adult Party

En esta oportunidad, Universal Network le abrió las puertas a John K. para un proyecto que debía salir en la tanda de Adult Swim de MTV. Era un nuevo show de Ren & Stimpy que contaría con 6 capítulos. En esta serie se declaran abiertamente bisexuales, lo que se ve en el primer capítulo. Al aire sólo se difundieron 3 capítulos, porque el cuarto capítulo, Naked Beach Frenzy produjo el retraso del proyecto. En este capítulo los gráficos son sexualmente abiertos, por lo que se optó por no llevarlos a la TV y prefirieron lanzarlos completos para su venta sólo en formato DVD. Si quieren ver los capítulos vayan a este sitio, el controversial capítulo 4 está aparte.

Ren & stimpy Adult Party / Episodios 

Episodio 4

2009, 26 años después otro video musical

Llegó el momento de colaborar con otra artista cuya mentalidad parecía congeniar en el mismo mundo escatológico de John K, Björk, en su video musical animado, I miss you.

2013, John hizo el arte animado para el tour de Miley Cyrus Bangerz de 2014

Muy buena caricatura y diseños, pero se nota en las animaciones que John no estaba tan inspirado como en I miss you, así que paaaso…siguiente…

2015, John K, entra a un salón de la fama muy especial, Los Simpsons.

2016, un corto animado “Cans Without Labels”

Las cosas empezaron a bajar de velocidad, mientras John K. disfrutaba el sentirse en el porte de una leyenda viviente, se incentivó a promover una campaña de Kickstarter donde recibió donaciones de 3,562 patrocinadores para este corto animado que presentó luego en un prestigioso festival de cine en ese mismo año.

El lado torcido del mundo de John K.

Kricfalusi junto a Byrd de 15 años en 1996

Y como veremos todo caos tiene un lado oscuro. Y surgieron historias escabrosas sobre John Kricfalusi. Fue acusado por dos mujeres de acoso sexual, cuando ambas eran menores de edad. Robyn Byrd y Katie Rice. Byrd relató que en 1994, cuando tenía 13 años, le envió un video con el objetivo de llamar la atención de él y de Nickelodeon para un futuro trabajo. Él inventó abrir una cuenta AOL, donde mantenía contacto con ella. Tres años después, logró integrarla al equipo en Los Angeles, diciéndole que ella tenía talento, algo en lo que el resto de jovenes animadores no estaban de acuerdo. Se fue a vivir con él, en lo que ella pensaba sería una forma de él ayudarle en su talento. La chica le hacía patinar el cerebro y se obsesionó tanto por ella que hasta daba miedo. Miedo de lo raro que era Kricfalusi con ella, y aunque nunca fue víctima de violación, ella tuvo que huir de él por el acoso del que se sentía asediada.

Kricfalusi y Byrd en la navidad de 2000

Por otro lado, la otra chica Rice aseguró que Kricfalusi le hizo también una cuenta de AOL en los 90 cuando era menor de edad y que si bien nunca abusó de ella, sí la hostigó. Además aseguró que le enviaba mensajes subidos de tono y que se masturbaba mientras hablaban por teléfono. De todas formas, la mujer aceptó una oferta de trabajo del canadiense en el 2000 cuando tenía 18 años y aseguró que tras eso el acoso continuó. Fue acusado de acoso sexual en 2006, en la defensa su abogado determinó que su representado “tuvo problemas con lo que finalmente fue diagnosticado con una enfermedad mental”.

Y para acabar les dejamos una secuencia de la película Baby Driver de 2017, cuyo fondo, letreros y sonidos ambientales hacen sincronía con la letra y música de la canción original del Harlem Shuffle, la que empezó este largo camino de desvaríos y agravios que transformó la animación casera americana ; y de como un solo hombre, exageradamente no muy bien del coco, cambió la forma en que una sociedad tan convencional y conservadora se recreaba en los dibujos animados.

5742 Visitas 12 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook
Facebook
80

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

1 Comment responses

  1. Avatar
    January 12, 2019

    Siempre me llamo la atencion la manera bizarra y cargada de emociones psicoticas en la que expresaba sus historias y me preguntaba quien seria ese goofy, gracias @Heragtv por ilustrarnos, excelente articulo!

Leave a comment

Top