La curiosa razón por la que el panameño se deja crecer la barba

La curiosa razón por la que el panameño se deja crecer la barba

Primero vamos a hablar de la testosterona, la cual es la hormona masculina cuya magia hace que a los hombres nos crezca barba y el exceso de pelos por todos lados, y mientras que a las mujeres, por tener bajos niveles de ella, sólo les sale por donde más se lo quieren cortar. En el hombre la barba crecida y tupida en la cara y el cuello le sirve como bufanda, para mantener la temperatura en estas áreas expuestas, siendo una característica útil que la naturaleza le ha dado. ¿Y a la mujer qué le dio? Los ositos de peluche.

¿Quién diseñó a estos prehistóricos? El de la derecha está rasurado…”Aliens”.

La barba y su imposición social

La presencia de la barba era normal en los tiempos ancestrales y nadie se reía de nadie por eso, porque no habían como quitársela, hasta que se empezaron a inventar las navajas en el transcurso de la historia humana; en Egipto, cortársela era símbolo de estatus sólo entre la clase religiosa. Pero en Roma tuvo que llegar Alejandro Magno, quien cambió la tendencia a llevar barba cuando ordenó a sus soldados que fueran afeitados para impedir que sus enemigos les agarrasen de las barbas durante el combate (ya entendemos la jaladera de pelos de las mujeres). De ahí la posible proliferación del hábito, ya que anteriormente a los soldados cobardes se las afeitaban como castigo.

Alejandro Magno, el primer cliente de Gillette, todos los días se rasuraba sin parar…en serio.

La barba estos tres últimos siglos

Saltaremos al siglo XIII (18), ya que no ocurría gran vaina con los pelos hasta entonces, sólo las ladillas haciendo de las suyas, y porque desde ese siglo empiezó el relajo con las barbas. Hasta entonces la barba era muy común en Europa, el clima ameritaba tenerla, pero del otro extemo del mundo llegó la fundación de los Estados unidos en un territorio más caliente, y cuando los inmigrantes construyeron esta nueva nación querían que todo fuese original e imitaron fielmente la apariencia de la arquitectura romana, la democracia griega y la moda romana, sí…todos los ilustres tiraron a eliminase totalmente la barba, como los emperadores romanos.

Firma de la declaración de la independencia de los E.U., total ausencia de barbas, la doctrina de los carita de bebé.

La costumbre de la barba crecida en Europa se mantenía entrando el siglo XIX (19). Normal, si era el viejo continente y a nadie le importaba verse como viejo. Pero la barba que sobresalía era la de apariencia explosiva como un arbusto y se la dejaban crecer los tipos inventores, intelectuales y los literatos, o sea…a más barba, más pretensión de inteligencia, o sea que los europeos clasistas no tenían tiempo para esas pendejadas de rasurarse.

Y en el arte también abundaron las babas entre los pintores más famosos

Entra el siglo XX (20) y la popularidad de la rasurada se hizo más popular, debido al impulso primitivo que hizo a los hombres parecer modernos; la influencia de las dos guerras mundiales. ¿Recuerdan las rasuradas de la antigua Roma? Luego, en 1950 ya no habían guerras y este hábito de rasurarse en exceso de la guerra había que mantenerlo y los fabricantes de rasuradoras se ayudaron de la publicidad para incitar a las sociedades metropolitanas a conservar el rostro suave y limpio en los hombres.

Las rasuradoras Gillete tuvieron sus tiempos de oro en los 60’s R.I.P. Gillette.

Panamá y las barbas.

A finales de los 60’s llegó a latinoamérica una contracultura estética y la barba resurgía en los rostros de artistas, músicos, e intelectuales como producto también del socialismo y el comunismo por imitar a sus adoctrinatarios, Lenin, Marx y Engels, tendencia que llegó también a Panamá entre los que amaban las barbas de Fidel.

En los 70’s aquí el modernismo de la rasurada era moda también en la sociedad, porque todas las publicidades tenían hombres rasurados. Además a quienes les gustaba el movimiento hippie, y rockero querían tenerla. Los hombres que se identificaban como caribeños eran los salseros que la usaban de forma pulcra, recortada y moderada, y por eso era una barba “latina”. Pero llevar barba en esa década era antiestético para el gusto de las mujeres en general y era más aceptado por ellas el sutil uso del viril y macho bigote que dominó hasta los 80’s. Y pensar que Gilberto Santa Rosa llevó bigote toda la vida y ya se la quitó.

Llegó la década de los 90’s y todo seguía igual, pero apareció como un leve detalle la estética del candado, forma en que se le llamaba a una barba poco elevada y cuadrada, al mismo tiempo que era acompañada de la ausencia de cabello por un recorte de pelo total llamado skinhead. Este estilo fue importado con la influencia del rock urbano, el nu metal, el ska y el industrial de modo que le entró por los oídos a unos cuantos por la tendencia músical under y que pocos se atrevian a usar, excepto los colombianos, que a pesar de no saber de esa música se consideraban modernos y la llevaban con más difusión en nuestro país.

La subcultura que nos trajo la barba

Llegó la segunda década de 2000 y con ella el hipsterismo, una corriente de subcultura plástica juvenil yeyesónica de breve aparición, cuyos adherentes practicaban mañosos estilos de vida selectivos, donde se retraían a lo básico, escuchar cassettes y vestirse con ropa de faena y hacerle tributo a la barba, que como moda influenció públicamente al resto de los mortales al hacerse onmipresente, dejándonos su legado hasta el día de hoy.

La barba se convirtió en el nuevo maquillaje para el hombre moderno que antes no creía en esa vaina

 La aceptación del uso de la barba tuvo el mismo impacto social en el presente como ocurría a principio del siglo XX. Se repite la historia, pero con diferente mentalidad, ya que los hombres de principio del siglo pasado usaron la barba para proyectar hombría e intelecto, según cuenta Esther Pilar en El Hombre Domado.

“Barba de verdad, barba lo que se dice completa, cerrada, no la llevan durante mucho tiempo más que hombres hipersensibles, generalmente individuos más o menos intelectuales que intentan fingir robustez del intelecto mediante una barba indomeñada.”

O sea, lo mismo pero diferente…

Cuando a la barba se le miraba mal

La barba islámica, considerada símbolo de barbarie moderna

La barba hace unos 10 años atrás podía ser considerada antihigiénica, antisocial y negativa para la humanidad, ya que nos recordaba a los terroristas islámicos y que en un revés social se ha convertido en el complemento natural del hombre de hoy, como el pelo largo en la mujer. De manera que esta generación está retomando la barba como un elemento estético de la misma forma que ocurrió en el siglo XIX (19), gracias a los hipsters, que como una minoría tenía una filosofía de vida tan poser como cuando las niñas juegan al té, rescatado al resto de la humanidad masculina del montón, elevando el carácter de nuestras quijadas y caras aburridas, pero irónicamente convirtiéndonos en parte del montón, o sea que cuando uno va a un evento público, el panorama parece una fiesta de talibanes sin municiones.

La barba despertando divertidos memes

Y siendo el nuevo personaje que añade personalidad a diversas interpretaciones en el cine de ahora.

La barba panameña

Terminamos aquí el análisis del por qué de las barbas en la historia, incluyendo las barbas panameñas. Tomando la observación de qué una mayoría de panameños desea tenerla, y otros muchos no…por el trabajo que da al crecer muy rápido. Mientras tanto observamos que la costumbre no ha sido aceptada entre los antisociales, que quizás en un código de lenguaje se rasuran para no esconder su rostro y dar la cara de más, como expresión de intimidación y rebeldía, o sea, actuar como tribu al oponerse a las modas de la clase media y los estratos altos. ¿Recuerdan la ridícula moda del Passa passa en colores de papel crespón? de eso hablamos.

Y para cerrar, las barbas más sobresalientes de la historia patria.

Nos fuimos cerrando el artículo reconociendo las ventajas positivas de conocer la historia de las barbas. Las negativas las encontré en un par de artículos. Uno que dice que las barbas acumulan tantas bacterias como las comparables con los baños públicos, (LINK) Y otra reciente sobre un estudio de la Universidad de Michigan, donde calcularon que una mujer que bese a su pareja, introduce en su organismo alrededor de 5,000 pelos de barba aproximadamente al mes, de modo que ellas serían como las gatas, sí…por tragar tanto pelo. (LINK) Bueno, todas las cosas buenas tienen su desventaja. O serán estudios falsos de gente que odia las barbas ¡Chao gente!

4440 Visitas 18 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top