La erupción volcánica que mató a 2000 personas y las convirtió en obras de arte.

La erupción volcánica que mató a 2000 personas y las convirtió en obras de arte.

Recuerdo cuando en las clases de manualidades de la escuela la maestra nos pedía comprar un molde hecho de plástico vaciado con unos relieves en los cuales vertías yeso y que al endurecerse los separabas y te regalaba una escultura, la pintabas con tempera y la barnizabas y ya te creías todo un artista. Pero en cuestiones de arte el planeta tierra siempre se ríe y te dice: “Buh, eso ya lo hice yo primero.” y es entonces cuando me digo “Me doy, la tierra sí se las sabe todas porque al parecer también hace sus obras de arte, como las que hizo la erupción del Monte Vesubio sobre Pompeya en Italia hace centurias, haciéndonos desvelar entre sus cenizas lo que había moldeado expresando su arte en aquel cataclísmo volcánico sin precedentes.

Mapa, para que sepan de cómo, cuándo, qué y dónde fue el suceso.

El monte Vesubio calentaba motores y empezaba a inspirarse para echar mano a su creación, él sólo esperaba que los modelos para sus artes estuvieran bien acomodaditos en sus camas, claro, cuando se copia un sujeto lo mejor es que no se muevan y a la tarde del 24 de agosto del año 79 D.C. empezó su obra. En las ciudades de Pompeya, Herculano, Oplontis y Estibia, muy cerca a la costa oriental de Nápoles dormían entre 10,000 y 25,000 almas que en su mayoría murieron porque se fiaron de creer que los sucesos que desataría el Vesubio sobre su ciudad no iban a representar un peligro y escalar de forma vertiginosa.

Así preparó el Vesubio su obra…

Ya en mayo de 1944 durante la segunda guerra mundial el Vesubio quiso emberracarse denuevo y destruyó algunas poblaciones Napolitanas, pero al parecer no venía con mucha inspiración artística.

Volvamos al año 79. Es la una de la tarde y el Vesubio venía botando humaredas a la atmósfera, y los habitantes pensaban que la vaina era relajo, ya que semanas antes estaba temblando, pero no le ponían mucho color, hasta que a eso de las 5 de la tarde de ese día a la hora de dormir la gente ingenuamente y aunque con culillo decidió guardarse en sus casas creyendo que así estarían seguros de protegerse de esa rara granizada hasta que repentinamente a eso de las 8 de la noche el Vesubio escupió en un inesperado parpadear ramilletes de incandescentes bolas de lava piroclástica, una lava que explota con facilidad cubriendo así en menos de un día toda la ciudad haciéndola desaparecer por completo bajo 25 metros de cenizas.

Sigamos con la parte artística de cómo el Vesubio creó casi 2,000 figuras humanas que sobrepasaron en número todas las estatuas que alguna vez existieron en toda Pompeya y sus ciudades.

Así fue el proceso artístico del Vesubio.

Para el tratado de las piezas el Vesubio fue muy condescendiente con la piedad de sus objetos de arte, los humanos. Durante mucho tiempo se creyó que los habitantes de Pompeya habían tenido una muerte y agonía horrorosas, entre quemaduras, asfixia y supuestos sufrimientos, pero las investigaciones dicen otra cosa, he aquí la explicación, ya que más sufrieron los infieles que dejó Noé fuera del arca en el Génesis.

Como ven la gente murió instantáneamente debido al repentino e intenso calor de entre 300 y 600 º C, por lo que vemos que muchos de los cuerpos quedaron en una posición llamada “cadaveric spasm”, que sólo ocurre en las muertes repentinas. El segundo tratado que hizo el Vesubio para sus esculturas fue la forma en que cubrió los cuerpos ya inertes. El manto de cenizas que los cubrió se produjo cuando el material volcánico que se estaba acumulando en la atmósfera llegó en su punto de quiebre desplomándose verticalmente en una violenta reacción en cadena empujada por la fuerza de la gravedad sobre la ciudad. Sí, así como cuando ves como vierten un saco de cemento sobre la arena para hacer una mezcla. Esa columna tenía una altura de 30 kilómetros y en menos de un minuto sepultó toda Pompeya y las ciudades aledañas. Con razón entendemos como se descubrió Pompeya por los arqueólogos empezando a excabarla tan sólo en 1748.

Cuando los arqueólogos escarbaron y llegaron a tocar la ciudad descubrieron que bajo las petrificadas cenizas existían huecos y luego observaron que dentro de aquellos huecos lo que habían eran osamentas intactas que parecían estar como dentro de una cáscara de aire que los separaba de las duras cenizas, lo que les pareció curioso hasta que alguien descubrió que eran humanos petrificados.

Recuperando con ello las primeras esculturas humanas de la historia del mundo, inventadas nada más y nada menos que por una erupción volcánica.

Así fue como se recuperaron todas estas formas humanas que son prácticamente esculturas creadas por la naturaleza, tanto que se exhiben en galerías para ser apreciadas por todo el mundo.

La Galería Vesubiana, las obras de este imponente monte Italiano.

De entre las piezas que recupero el arqueólogo se recopilan 16 para exposición, entre ellas amantes, madres protectoras, animales, personas cuyos cuerpos hablaban de sus últimos momentos, unos que aceptaban su destino y otros que se aferraban a sus bienes materiales, todo esto lo cinceló el Vesubio en su paso sobre Pompeya.

Las cenizas detuvieron en un paréntesis las más sinceras expresiones humanas ocultándolas por decenios en el tiempo.

Aunque quitó el alma y la piel a miles de Pompeyanos también marcó en sus vacíos toda la plenitud de su sentido humano.

Cada figura relata en un trozo de prisma la vida de lo que fue el último día de la comunidad agrícola y costera de Pompeya.

El Vesubio atrapó sus figuras, petrificando a los pompeyanos en eternas poses, sin descuidar en imprimir alma en los relieves que consumió.

Las formas humanas, en esta ocasión la de los habitantes de la costa napolitanas se acompañarán para la posteridad en una irónica añadidura a su propio arte,  a sus esculturas de influencia romana de la época.

Se detuvieron sueños, pensamientos y encerraron muchas emociones dentro de los cuerpos de estas piezas que van añadiéndose cada vez al descubrir más ejemplares a los que se rellena actualmente de una resina más duradera que el antiguo yeso.

Los animales de labor y las mascotas tambien tienen su parte que contar sobre las últimas fotografías a relieve de una ciudad como Pompeya llena de placer, costumbres y un estilo de vida muy nihilista, liberal y donde las mujeres tenían voz en su sociedad.

Ok, ya se nos está derramando una lagrimita y estamos escuchando musiquita de piano. En la naturaleza del mundo hay tantas casualidades, hechos y sucesos que nos dejan sin renglones para inventar las cosas que el planeta crea. Y un Monte como el Vesubio que localizado en una costa mediterránea como la de Nápoles nos sorprendió con su incidente artístico que perdurá más allá de los cambios humanos que alteran el arte en cada hebra de época y tiempo. Chao gente de HeragTV que se culturiza aquí de una forma diferente.

Se nos olvidaba, este es el Vesubio hoy día, con una población en sus laderas de casi 3 millones de habitantes. Chao!

953 Visitas 3 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook15

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top