La loca historia de Los taxis panameños, el transporte más inusual del mundo.

La loca historia de Los taxis panameños, el transporte más inusual del mundo.

Advertencia: Este artículo contiene un alto contenido de color amarillo. Continuamos. Si usted es turista o extranjero y cayó aquí porque no entiende por qué los taxis de Panamá son un relajo, esta en la lectura correcta. El título no es una exageración, en otros países los medios de transporte selectivo son sistemas excelentes, como en Japón, donde Uber no pudo competir, ya que los japoneses se sobrepasan en calidad, prontitud y atención, otro ejemplo de dedicación es China, donde los taxistas si no encuentran tu dirección se frustran verbalizando vituperios que crees que la estan agarrando contigo, y cuando encuentran tu dirección se ponen tan felices que un poco más y te ganas un beso con sabor a nicotina…mientras que en el extremo más cercano tenemos a Panamá, o sea aquí.

Los taxistas son lo que son; el producto de aquel desorden, falta de control y la extraña filosofía de “esta es mi propia empresa”, por lo que cada unidad de taxi es la extensión de su dueño, tanto que le imprimen su personalidad y especial gusto, además de un montón de costumbres y usos a los que ya nos mal acostumbramos nosotros.

En Nueva York no cualquier vehículo es taxi. ¿Y acá?

Allá en Nueva York una de las imágenes inconfundibles del siglo pasado lo eran los antiguos taxis Chekers que eran unos automóviles fabricados por una compañía especialmente para circular como taxis, que luego fueron suplantándose por los Chevrolet Caprice y los Ford Lincoln. Lo que significa que allá difícilmente cualquier carro se puede poner a circular como taxi, hay estándares de calidad.

En Nueva York los taxis de hoy son japoneses, como el Toyota Prius híbrido.

Hoy día ya no existen esos taxis de apariencia de antaño, pero se mantiene la tradición con nuevos logos y un nuevo tipo de vehículos, todos japoneses y el 43% son Toyota Prius híbridos, lo que me recuerda un taxista aquí en Panamá que me hizo una carrera en un Prius Híbrido y me contaba como funciona el motor del auto; mitad gasolina y mitad electricidad, unidos o alternadamente.

Los taxis de hoy en Panamá, son de cualquier forma y tamaño.

Panamá, Panamá, Panamá. Aquí cualquier carro sedan desde siempre ha podido ser taxi, sólo ha de cumplir con tener 4 puertas o ser camioneta familiar y ser de cualquier color; negro, rojo, anaranjado o celeste, el que sea, hasta que en 2013 la ATTT los obligó a ser amarillos. En las comunidades de las afueras empezaron a aparecer los taxis rurales y de ruta interna en modelos 4×4 de cabina doble y cama corta para poder meterse en caminos de tierra y llevar a las personas con grandes compras. Por ellos se empezaron a ver taxis de toda clase y tamaño en la ciudad.

Y sí…repetimos, cualquier vehículo hoy día es taxi.

Hasta las pulguitas con chasis de Hot Wheel pueden ser taxi en mi país. Sí…siempre que estén asegurados, lo que los hace “seguros”. Porque todo ha mejorado y los taxis de hoy están “mejor” cuidados que los de antes. En los 90’s veíamos taxis zombies, con la carrocería hasta el suelo, algo así como ver un transformers con polio. Otros con las condenadas puertas “condenadas”. ¿Y el aire acondicionado? Ese aparecía después de los 40 kilómetros por hora, sí han conocido la experiencia. El sermón diario del taxista era “no me tire la puerta”, o el “entre del otro lado” porque hasta amarraban la puerta para que no se cayera. Si los taxis hubiesen seguido así hasta hoy, con tanto turismo ya los mismos taxistas tuviesen que haberse aprendido sus frases pero en inglés. “Don’t slam the door please, go around and get in by the other side”.

También hacen acarreos.

En cuestion de solidaridad y compañerismo el taxista pone su taxi en modo acarreo en un pestañear de ojo, sean colchones, arbolitos navideños, maletas y hasta defensas (sus favoritas) y las transportan sin importar si le tumban la oreja a cualquier vendedor de semáforo o le destraban el casco a algún pizzero.

El asunto de los colores

Los taxis panameños toda la vida fueron de cualquier color, hasta que a mediados de los años 90 la ATTT propusó pintarlos de rojo, o sea todos los taxis de Panamá deberían parecer ajíes rodantes. La gente feliz porque podría ver uno a distancia, menos los daltónicos, la cosa era que no todos los taxistas querían colorear el suyo y se quejaron y dejaron eso así…pero venía el milenio y seguía el desorden de colores que no era óptimo para los turistas ni la seguridad del usuario, y la ATTT ideó el amarillentarlos y también meterle los cuadraditos de ajedrez como se usaban antes en Nueva York y en tiempos en que allá ya ni se usan.

Los comercios se hicieron de un gran negocio de la noche a la mañana con las cintas de cuadraditos, pero la pintura la eligieron los taxistas ellos mismos y en la calle se pueden ver, aún hoy, taxis de colores nunca antes vistos. Como en la foto de arriba; en amarillo pollito, amarillo anemia, amarillo bollo chorrerano y amarillo neón y el último en amarillo puro es el correcto.

¿Y qué pasa cuando tu taxi cuelga los guantes?

Se ven los caídos en batalla por las calles, los que perdieron o vendieron el cupo, volviendo a ser carros normales, pero pintados intencionalmente en otros colores para esconcerle el amarillo y que la ATTT no les amoneste por el color, ya que por ley está prohibido tener un carro amarillo rodando si no es taxi.

¡Los taxis son aún un peligro señor turista!

Los taxis y los buses fueron animales de muerte durante décadas, pero cuando Panamá se puso moderno con los metrobuses, se extinguieron los diablorojos y los taxis siguieron haciendo de las suyas, pero asegurarlos se hizo obligatorio y ya no querían que además de las boletas, los choques los dejaran sin plata, ni taxi para trabajar. Y había que seguir recogiendo para sumar (Sumar significa ganar más plata, señor turista).

Como ve usted, todos los accidentes son por el manejo ofensivo.

…aunque se ven casos tan irónicos como este.

¿Y la rambulería. estilo, diseño y gracia?

Siempre han ido a la  par de los diablorojos, siempre que usted turista vea uno juegue vivo, mejor tome los que son igualitos unos a otros o sean de piquera.

O en el caso más confiable, tome los que se pasan de la raya en rimbombancias, siempre son manejados por personas muy buena gente y decentes y alegres en extremo, será una buena experiencia. Hasta aqui hablamos de los taxis y sus locuras y seguimos, pero mostrándoles unas acuarelitas donde pintamos unos taxis o sea más color amarillo para su córnea.

Pintando Taxis en la 5 de mayo

Era un día de semana, pasada la tarde y con un sol intenso y me detuve frente al edificio del Almacén Dinasty, en el cruce de la avenida 5 de mayo. Para los que tienen conocimiento dentro de este edificio ocurren cosas peores que las que dice el pelao de Caycat, así que es un edificio de renta con historia. Sin contar los sucesos históricos de importancia que han atestiguado sus inquilinos.

El parking de la Suntracs, donde todos se ven fotogénicos para la prensa.

El edificio del Dynasty es tan viejo que ha presenciado los sucesos del 9 de enero, los meetings que durante los tiempos de Torrijos aglomeraban miles y miles de panameños convocados para escuchar al General, y en aquel relevo, muchos años después la gran concentración histórica de cierre de campaña de la adoc-civilista antes de los comicios electorales de 1989 y un corto tiempo después los sucesos de la invasión y haciendo más recuento, ya en democracia la concentración Gnobe protestando contra el gobierno de Martinelli, y más acá el suceso de Pin pín versus la ley de educación sexual. Mucha historia en sus predios.

En mis primeros intentos de pintar en acuarela este edificio fue mi elegido y a sus pies varios taxis amarillos en tránsito nos rellenan la estampa como parte de la composición. Cuando tomé la foto ya me había emocionado en el flow de los acuarelazos que se me olvidó mostrar los primeros trazos.

Ya había adlantado buena parte del edificio del Dynasty, me concentré tanto que me abstraje de tomar fotos previas, pero ya el trazo a lápiz estaba definido.

Si pintaba el amarillo del taxi la brocha pasaría sobre el blanco de los números de la puerta. Así que enmascaré con recorte de cinta adhesiva de baja adhesión el área de la placa para cubrir el blanco del papel para que no se pintara de amarillo. En la acuarela el blanco debe ser siempre el color de la hoja no la pintura, excepto casos especiales.

Seguía pintando, entre prueba y prueba cubriendo cada tono o adición de color observando que fuesen muy cercanos a lo que quería, costándome más concentración lograr que se sintiera el volúmen del interior del almacén.

Y aquí casi terminada la acuarela del Dinasty, todavía los taxis tienen el trocito de tape que tapa el blanco del papel donde voy a pintar los números y el cielo está muy blanco…algo de acuarela azul le puede dar atmósfera.

Y ya está lista la acuarela del Dinasty de la 5 de mayo. Añadí un par de gallotes para que el cielo tenga vida.

Un scan de la acuarela…aunque más bonita se ve en persona. Esta fue mi primera acuarela en serio, pero hecha con papel de dibujo que es delgado, por eso se ve dobleteado, no usé el papel de 300 GSM, o sea papel especial para acuarela y ni sabía.

Chao gente, nos vemos en otra pintura así de especial, inspirada en nuestras esquinas, recovecos y lugares insospechadamente de interés de nuestra ciudad.

3703 Visitas 2 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook176

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top