Las 9 Madres más especiales del Reino Animal.

Las 9 Madres más especiales del Reino Animal.

Es día de las madres y venímos bien emotivos, celebrando con mamita, como dice trespatines,  por eso les traemos este artículo. Sabemos que nuestras mamitas han hecho grandes esfuerzos para que podamos leer este artículo, o sea que nos cuidaron bien pues. Y como la fuerza maternal es el instinto más bello del mundo aquí les mostramos 9 madres del reino animal, incluídos insectos que se la traen en esta tarea de vida que es ser madre.

9-Mamá Elefante

Elephant-Mother-Baby

Ser el animal terrestre más grande en existir parido por una madre es cosa seria. E ir metido 22 meses dentro de tu madre haciéndola cargar ese peso de casi 90 kilogramos también es cosa seria. Todo ese tiempo dura un elefantito dentro de su madre hasta el día en que nace, y cuando nace lo hace completamente ciego. Por lo que es aquí donde entran al rescate las madres adoptivas y las babysitter de las guarderías, o sea las tias, las abuelas y otras madres, que en bonche, como un grupo de guardaespaldas entre todas cuidan al paquidermito hasta que se pueda valer por sí mismo y empiece a corretear monos en las sabanas, señal de que fue bien criado. Lo impresionante aquí es que la madre durante todo ese tiempo tiene que defenderse de los depredadores y buscar alimento mientras el nene esta en gestación. Buena esa madre Elefanta.

8-Mamá Orangután

Una de las madres que guarda completa similitud con nuestras madres humanas es la mamá orangután. Son criadoras de NINIS profesionales. Cuando un bebé orangután nace se la pasa pegado como velcro de la panza de la madre por cuatro meses viviendo y durmiendo en los árboles protegido por su madre del peligro de los tigres, las culebras  y vainas así. Cuatro meses no son nada porque luego se la pasan de 6 a 8 años pegados de la teta (literalmente hablando, ya que hasta chupan teta y todo). ¿Los beneficios? Camita caliente, comida gratis, playstation, platita pa’ comprar pendejadas. Los NiNis machos son los primeros en destetarse, mientras las NiNis hembras duran más con la madre. Lo bueno de todo esto es que la costumbre es de generación en generación, ninis forever, para ayudar a otros a aprender a ser ninis. En serio, mucho se aprende siendo nini…de ahí la sobrevivencia de los orangutanes.

7-Mamá Cocodrilo

baby-aligators-with-mother-aligator

Sí los cocodrilos nos parecen peligrosos hay algo en que se llevan el premio y es en la maternidad. Podríamos hasta venderle mercancía para bebés debido al esmero con que cuidan sus huevos. Ellas construyen cerca de los ríos que habitan algo así como su incubadora de huevos tamaño King Size. La madre cocodrila es quien planifica el sexo de las crías, ya que tiene el total control del sexo de la camada. O son macho, o son hembras, ella decide. Para las hembras, ella construye la incubadora con hojas y follaje para mantener la temperatura bajo los 31 grados, así todas salen hembras. Para los machos ella elige maleza podrida, lodo y  herbazal descompuesto, esto aumenta la temperatura del nido sobre los 32 grados, asi salen todos machos. Fácil.

Ya cuando nacen ella los protege dentro de su poderosa mandíbula mientras van creciendo. Bonita la cuna ¿Verdad?  Los mantiene en su boca  hasta que ya no caben ni con el clásico “échense pa’ trás” de los Antiguos Diablo Rojos, señal de que ya hay que ir pa’lante a morder lo que les dé la gana.

6-Mamá pulpo.

Cuando la mamá Pulpo está embarazada se va al fondo marino y busca una piedra en donde adherir  sus cerca de 50,000 huevecillos incubándolos ahí desde el primer día. Durante este tiempo de casi dos meses ella no puede moverse ni para buscar comida, ni parquear, ni echar chismes con nadie.  Mientras esto ocurre ella pasa hambre, tanto así que hasta se muerde a sí misma misma para mantenerse viva. Suena focot ¿no? Cuando los huevecillos eclusionan (así se dice cuando se convierten en pulpitos, no púlpitos, que eso es ya otra cosa) la madre queda casi sin energías y muere. Así ella misma sirve de alimento a sus pequeños descendientes. Vaya canibalismo. En los pulpos, aparte de valerse el dicho, “soy el fruto de tus entrañas madre” también se valdría “Soy tus entrañas madre.” Llevo dos chistes malos seguidos…creo que estoy abusando.

 “He aquí los responsables de ese matricidio,”

5-Mamá Araña Negra (Amaerobius ferox)

Esta es una arañita Europa que mide de 12 a 13 miliímetros. Lo peculiar de esta madre es que luego de cuidar sus huevecillos y darles calor cuando las crías empiezan a eclosionar la madre se queda mirando…mirando… mirando y mirando como  se la comen sin piedad sus hijos.  Ella se queda sin hacer nada. ¡Pequeños come madres, matricidas! Mamá hasta el fín es su lema.

¡Niñas…vengas a comer que me enfrío!

4-Mamá Calao de Sulawesi

Este es un ave que habita en la isla de Indonesia. Cuando la hembra ya está por poner sus huevos, encuentra un hoyo entre los árboles. Ahí se mete para proteger a sus crías de los lagartos. Cuando decímos lagartos hablamos de esos medianos, no cocodrilos ni caimanes americanos, que conste. Bueno…lo ano-anormal aquí es que para proteger la entrada de que los bichos esos molesten a sus crías ella se sella a sí misma junto a ellas de manera que no se puede salir ni entrar del agujero. Para esto ella le da forma a la boca de la entrada con su propio pupú, que se endurece como cemento, así queda ella asomando sólo el pico y no come ni se mueve durante dos meses que dura el tiempo de crianza.  ¿Y cómo comen los crías? Aquí entra papá Calao, él es el que trae y lleva toda la comida a los chicuelos…a este papá vale la pena darle su honor en un artículo del día del padre, se lo ganó.

“Hoy traje macarrones, hojalda y pizza…bueno, la soda no cabe por el hueco, así que no más antojos por hoy.”

3-Mamá Koala

En el mismo tema, pero diferente animal entra esta madre. Los Koalas se alimentan exclusivamente de hojas de Eucalipto, que de por sí son altamente venenosas, pero riquísimas. ¿Si son venenosas cómo es que yo chupo pastillas de Eucatol? Eres inmortal pues. El asunto es que siendo venenosas los Koalas pueden soportarlas porque en su estómago tienen bacterias que neutralizan estos venenos. El problema es que los pequeños Koalitos (Ya se como voy a apodar a mi sobrino carlitos) no tienen esas bacterias en sus estómagos y morirían comiéndose esas hojas. La solución. Mamá Koala defeca las hojas y los Carlitos se las comen, porque el excremento ya viene sin veneno porque las bacterias lo eliminaron. Aunque sean unos comemierdas de nacimiento me caen bien estos animalillos. De paso, deben estar bien hediondos a selva por más bonitos que se vean.

2-Mamá Tijereta

Female-earwig-with-eggs

Cabe meter otra mamá insecto aquí. La Tijereta es muy común en todas partes. Lo que si no es común es que las hembras parecen creerse mamíferos. A los insectos se les conoce porque acostumbran poner sus huevos en algún lugar seguro, salir huyendo y dejar que las crías crezcan solas y salgan a conocer el mundo. Pero ella…la Tijereta, cría sus huevecillos, los limpia, les quita las basuritas y los mantiene calientitos y los cuida de los depredadores. Cuando nacen les ayuda a salir del cascarón, les pone nombre a cada uno y les da de comer de los huevecillos que no se incubaron. Después les da un manual de sobrevivencia de 200 páginas. Los bautiza con agua bendita y les da la bendición hasta que ya tengan cédula. Vaya, esta es otra variante más “light” del Ninismo orangutaní.

1-Mamá rana roja venenosa

rana-roja-venenosa

A esta madre deberían patrocinarla con un par de mochilas Jansport®, ya que lo que hace merece respeto. Cuando ella deposita sus huevecillos, que como todos sabemos eclosionan, pero lo hacen entre hojarrascas en la selva, al ver la rana que el suelo es un lugar muy inseguro, ella hace esta proeza. Toma un renacuajo a la vez y se lo monta en la espalda y hace la de Goku cuando subía a buscar las semillas del hermitaño. La rana se trepa a los árboles más altos llevando su bebé renacuajo encima. Cuando arriba se encuentra con unos tallos cuyas  hojas empozan agua como una piscinita ahí va depositando sus crías, cada una en una hojita diferente. Todo esto le toma casi un kilometro entre subidas y bajadas hasta terminar de treparlos todos, uno sólo en cada viaje. Como la hoja sólo tiene agua, ella le pone dentro aquellos huevos que no fueron fecundados para que se alimenten.

Así es esta ranita, la que para nosotros en HeragTV es la mejor madre de todas, ya que hace una maternidad bien “pritty” y de paso se entretiene. Toda una fábula la labor de esta madre de la naturaleza. Bueno gente, pásenla cool con su mamaita que por más feos, barrigones y peludos que ustedes se vean ella los ve como cuando andaban en calzoncillos correteando por la casa, o sea con amor.

Somos HeragTV y nuestra casita de mamá en Facebook es HERAG TV, desde donde partímos con artículos que te encantarán como este.

7000 Visitas 3 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook
Facebook
0

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top