Los mapas conspiran para exagerar el tamaño de los países poderosos ¿Será verdad?

Los mapas conspiran para exagerar el tamaño de los países poderosos ¿Será verdad?

En internet vemos un planteamiento de ciertas publicaciones que deducen que el tamaño de los países y su posición sobre el orbe obedecen a la intención de hacer ver a los países poderosos como superiores. La principal observación es que los países poderosos ocupan el hemisferio norte por encima de otras naciones consideradas de segunda categoría o subordinados y según esa opinión esto fue hecho intencional y sicológicamente para que los países pobres no conozcan sus verdaderos tamaños territoriales y no crezcan como potencias…

Orígenes y razón de los mapas

Pero si observamos las rutas de la historia, todo obedece a formas prácticas de segmentaciones y posiciones de países y territorios que los cartógrafos trazaron en sus mapas miles de años antes, en la ciencia de la cartografía.

Reinterpretación del mapa de Eratóstenes

Aunque la cartografía nace en oriente, para los navegantes las distancias de la navegación marítima se limitaba a su tecnología y los recursos que tenían los marineros para abastecerse de comida mientras viajaban sobre las aguas sin escalas. Las rutas eran cortas, algo lógico debido a que el alcance de las naves no era tan colosal como hoy día. Por esta razón, y que aún no se descubría el nuevo continente, los mapas eran locales de acuerdo a la expansión de los imperios, el más extendido, el romano de manera que no había arribas, ni abajos para diferenciar.

Es cierto que las coordenadas sin importar parámetros como el este, el sur, el norte etc, pueden guiar a cualquier navegante si escoge uno de estos puntos como inicio y referencia. Mientras que la brújula toma el norte magnético como guía natural con la referencia hacia el norte, también es coincidencia que los países con mejor tecnología de navegación lo eran los situados hacia el norte.

La iglesia católica, primer intento

La primera intención de amañar los mapas cartográficos si ocurrió con la Iglesia Católica, donde en los mapas ponían a Jerusalem como centro y debido a la búsqueda de esa simetría “quizás divina” comprometían los demás linderos reales, haciendo esos mapas inútiles como herramienta.

En la parte superior, fuera del círculo, se representa el Pantocrátor dominando el orbe. Bajo él, al borde del mundo, una isla redonda representa el paraíso terrenal. En el centro se sitúa Jerusalén, con la cruz. Conforme a la costumbre establecida en los mapas T-O el mundo habitable lo forman los tres continentes conocidos del hemisferio norte, pero Asia, en la mitad superior, y África en el cuadrante inferior derecho, separada de Europa por las columnas de Hércules, aparecen pobladas también por seres fantásticos y monstruos.

La tendencia humana en los mapas

Con el descubrimiento de América, el nacimiento de Estados Unidos y la razón de que todo el poder del mundo se concentraba en el hemisferio norte, es lógico que los mapas visualmente representaban lo que existía, el viejo mundo frente a lo nuevo o no descubierto y el hemisferio sur era en toda su extensión navegable hacia una dirección constante, “hacia abajo” sobre todo por la guía de la estrella polar, la brújula y las coordenadas cartográficas.

Contando con que el polo norte no tenía habitantes a explorar, la estructura de los mapas ignoraba lo inhóspito, por lo que era obligado que los mapas tuviesen esas jerarquías y posiciones y es que  todo el norte del mundo contaba con países potencia dedicadas a la conquista de ultramar.

Por lo tanto la idea de los mapas fueron mejorando luego de la conquista abarcando el nuevo continente. De manera que los mapas fueron más exactos y completados cuando, escúchese o léase bien. No existían aún naciones americanas debidamente conformadas en el hemisferio sur, nosotros aún no eramos países latinos,  porque estabamos entretenidos en luchas territoriales peleando entre sí para quitarle uno a otro parte de sus territorios y fronteras sin mediar en mapas.

La lógica lo dice, no existían millones de personas en esos días mirando mapas sintiéndose subliminalmente afectadas por sentir que están debajo de las grandes potencias. De tal que ellas ya existían y el orden jerárquico mundial lógico que resultaría es el actual debido a asuntos en el orden de la navegación con el norte arriba y el sur abajo. Por lo tanto una posición sobre un mapamundi no genera una razón sicológica en masa para dominar la mente de nuestros países latinos por posiciones imaginarias y conspiraciones sin base ni razón.

El mapa de Mercator es la prueba definitiva del control mental y subjetivo de los países potencia: Falso

Se culpa al mapamundi de Mercator de intencionalmente deformar las dimensiones de los países del hemisferio sur y sus continentes, América del sur, Africa, Australia haciéndolos ver más pequeños,etc. El Mercator fue proyectado sobre un cilindro, el cual al desenrollarse creaba estas dimensiones visualmente desproporcionadas con la realidad. Se ha comprobado que esta es la forma más eficiente para lograr la navegación, tanto marítima como aérea ya que hacen más eficiente  los viajes en línea recta.

Ahora si queremos ver el mundo en un mapa que representa los verdaderos países según sus riquezas y pobrezas he aquí una reconstrucción fiel.

 

 

1353 Visitas 4 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
kartal escort ataşehir escort mersin eskort mersin eskort brazzers mature porno altyazili porno porno hikayeleri turk porno kuşadası eskort denizli eskort bodrum eskort