Nativo americano vs estudiantes católicos, entre mentiras y victimización: lo que realmente sucedió y un panameño involucrado.

Nativo americano vs estudiantes católicos, entre mentiras y victimización: lo que realmente sucedió y un panameño involucrado.

Escalinatas del Lincoln Memorial

Sobre este suceso en los medios se tergiversaron los hechos de acuerdo al interés impulsivo de las líneas editoriales de las cadenas de televisión y prensa. En Estados Unidos, a diferencia de nuestros países, el clima político es socialmente más profundo y divisorio en la acción, donde además de la tradicional división entre republicanos y demócratas, surgen nuevos grupos, en protesta por el mandato del presidente Trump. El nuevo clima social pugna entre religion, racismo, y derechos humanos incitados por facciones muy marcadas y el caso ocurrido en el Lincoln Memorial es uno de tantos.

En el caso del Lincoln Memorial. El viernes pasado se convocó la #46 marcha anual por la vida March for Life en Washington D.C. a la que asistieron unos jovenes estudiantes del colegio Covington Catholic School en Kentucky viajando a la capital de la nación para formar parte del rally.

En tanto cuando terminó la actividad los jovenes estaban reunidos en el Monumento a Lincoln para esperar que llegasen los dirigentes del colegio para ponerse de acuerdo y regresar a Kentuchy, de donde provenían.

Regularmente las visitas al monumento se hacen como actividad turística cultural, de ahí los buses en espera.

Pero en el lugar simultáneamente estaban presentes otros grupos, unos cuantos afroamericanos que estaban protestando e identificándose como genuinos judíos negros los cuales provocaron todo el problema. Además presentes estaban activistas de la marcha indigenista convocada el mismo día en el memorial.

Así era la distribución de la multitud, en rojo los muchachos del colegio, en violeta los supremacistas negros y en amarillo el grupo de activistas nativoamericanos.

A todo esto los supremacistas negros se dedicaron a insultar a los nativos, exigiéndoles dejar su doctrina ancestral y creer en Jehová como único Dios, mientras que, además les gritaban a los indígenas americanos que se convirtieran, que América iba a ser destruída con una bomba nuclear. Esto molestaba a los nativos, que varias veces se acercaban a pedirles respeto por tal comportamiento, lo que creó un cruce de ideologías entre ellos que duro casi una hora. Del debate surge que uno de los supremacistas negros declara ser panameño, hablando en correcto inglés. Él era quien irónicamente grabó todo el suceso como miembro del pequeño grupo de compañeros supremacistas como él. Además el panameño también insultaba a los jóvenes del colegio cuando se acercaban a ver de que llevaban tantos gritos e insultos de este grupo.

Mientras los nativos, que eran un grupo grande se encontraban ocupando el área del lago artificial, realizando bailes, cantos y rezos, los muchachos del colegio estaban en las escalinatas, pasando el tiempo en espera de sus transportes. Algunos de ellos portaban gorras emblemáticas del lema de Trump; MAGA (Make America Great Again), junto a las indumentarias e insignias del colegio que representaban.

Luego el pequeño grupo supremacista revirtió sus acciones a los muchachos, incluso un jóven negro del colegio, que sí es activista pro-Trump, fue agredido verbalmente por el grupo diciéndole traidor y niger. Expresiones subidas de tono a niveles racistas de parte de este grupo a los jóvenes, de mayoría blanca. Comprendamos que en E.U. hay un ola en contra de la mayoría blanca, o sea un contracismo de parte de las culturas antes oprimidas.

A estas acciones los muchachos hicieron poco caso y en su lugar se tomaron ese tiempo para ejecutar los rituales deportivos de su colegio, para así disuadir el ambiente pesado que fomentaban estos individuos.

Como eran demasiado jóvenes, siendo la mayoría estudiantes cristianos no tenían ningún motivo político frente a lo que ocurría. Se notaba mucha inmadurez, pero no agresividad, ni intenciones provocativas, de ahí que a pesar de los severos insultos que recibían y ser una abrumadora mayoría prefirieron ignorar la situación y se lograba ver como unos estudiantes controlaban a otros para no caer en provocaciones del pequeño grupo supremacista. Pero todo cambió al aparecer una tercera persona en la escena.

Desde la distancia, sin ninguna previa relación aparece un anciano indígena caminando con un tambor hacía la multitud de jóvenes que estaban abstraídos del entorno ya volatilizado desde los inicios por los supremacistas; haciendo relajo, cantando y divirtiéndose por el aburrimiento de la espera de la llegada del transporte.

El señor se acercó introduciéndose dentro del área que físicamente ya ocupaban los muchachos, tocando y cantando con el tambor, mientras se apostó indefinidamente frente a uno de los muchachos, que ya estando parado en su lugar decidió mantenerse en su sitio a pesar de la amedrentación del señor.

Lo que ocurrió después fue un asunto de resistencia lógica de parte del muchacho que sólo acataba a sonreír por el desconcierto y lo raro de la situacion causada por la intromisión violenta del anciano en su espacio físico, llegando el señor a casi golpearle en la cara con el bolillo a tan corta distancia.

El impacto en el media

La escena que se protagonizó al día siguiente apareció en los medios más influyentes de los Estados Unidos como un extracto editado donde los canales televisivos juzgaron al colegio y específicamente al muchacho de nombre Nick Sandmann, a quien en las redes incluso amenazaron de muerte. El colegio decidió no abrir las clases el día martes como prevención a alguna protesta en sus predios. Mientras la totalidad de los medios defendían al anciano nativo victimizándolo, pero… ¿Quién es este señor realmente y porqué actuó de esta manera?

El chico decía en una entrevista posterior a un medio:- “Yo tenía derecho a estar parado ahí tanto como quisiera. En mi opinión no fui irrespetuoso con el señor Phillips. Lo respeté. Le quería hablar…pero no podía imaginar disculparme con alguien a quien sólo escuchaba estando parado en frente de mi.”

¿Quién es el anciano activista ?

Se trata de Nathan Phillips un anciano de la tribu Omaha, el cual decía ser veterano de la guerra de Vietnam, pero su participación fue sólo de reservorio en la marina en la labor de técnico de refrigeración, al cual dieron debaja por problemas disciplinarios. Él es el líder del mayor movimiento activista indígena que defiende por tradición las manifestaciones y derechos de los nativoamericanos.

El testimonio de Phillips cuando fue entrevistado por CNN

” Cuando estuve ahí parado y ver la multitud frente a mi y ver rostros de odio y todo eso, me di cuenta que me había metido en una situación muy peligrosa. Vi un grupo que estaba en levantamiento contra otro (los supremacistas negros). Lo que el muchacho hacía era bloquear mi salida. Me quería ir. Yo pensaba:- Cómo quedé envuelto en eso, así de repente, quiero salirme de aquí.

La entrevista en CNN estuvo llena de incoherencias e inconsistencias con lo que realmente ocurrió el viernes. Phillips es muy conocido en el media alternativo de izquierda y ha aparecido como personaje en un video musical de Skrillex.

No es una víctima aleatoria en un suceso donde fue atacado, abucheado y burlado por un grupo de jóvenes, es alguien que ya tiene antecedente de anarquía y resilencia social frente a otros grupos. Pero al día siguiente de este suceso protagonizó otro acto provocador junto a otros 20 participantes frente a la Basílica de la inmaculada concepción mientras agitaba su tambor y ejecutaba cantos tribales, al momento de darse una vigilia de cristianos dentro de la iglesia. La razón, protestar para que los muchachos del colegio de Covington fuesen reprimidos no sólo por el colegio, sino de su futura incursión en las universidades, por el hecho ocurrido el día anterior.

El grupo intentó entrar a la iglesia, pero la seguridad tuvo que cerrar las puertas del recinto, mientras la situación se hacía incómoda en los predios. Anteriormente en 2015 fue blanco de otro acto, del cual las noticias hicieron revuelo mediático.

Según la experiencia contada por él. Nathan se encontraba caminado por su barrio y divisó a unos jóvenes disfrazados de indios en el patio de una casa, eran estudiantes de un colegio de Michigan, a lo que los muchachos al darse cuenta de su presencia le invitaron al encuentro diciendole que lo hacían en su honor. Nathan les decía que los atuendos no eran los adecuados, ya que ni plumas grandes ostentaban y que estaban irrespetando a su gente y que era deshonroso lo que estaban haciendo, pero luego Nathan traspasó la privacidad de aquella casa al entrar al patio, donde se celebraba la fiesta temática, y lo que se hacía razón de los muchachos por escuchar sugerencias positivas sobre la vestimenta se convirtió en un sermón no buscado, y por la actitud del anciano, le insultaron y le tiraron una lata de cerveza encima por lo que tuvo que salir del lugar.

¿Y el Panameño?

Todos los acontecimientos ocurridos aquel día están documentados en un video de dos horas ininterrumpidas de duración, tomado por uno de los simpatizantes del grupo judío supremacista. Aquel miembro se declaró de nacionalidad panameña en el minuto 4:10 frente a una Dominicana simpatizante de los activistas nativos.

Nota de cierre:

Entendiendo el comportamiento de los muchachos. Tomemos en cuenta que son cristianos católicos de un colegio para hombres. Sí observamos a los jóvenes católicos que están actualmente en nuestro país debido a la Jornada Mundial de la Juventud y procedientes de diversos países bajo un clima religioso, notamos que se comportan y actúan como todo jóven en sus edades; salen a divertirse, a bailar, a hacer relajo en sentido pagano, como diría un extremista ideológico, etc. Comparados estos con aquellos muchachos en Washington las actitudes que toman son propias de la edad y de la cultura a la que todos pertenecemos.
Si lo que parece burla fue tomado como falta de respeto, hay que sumar todo el desarrollo de esta acción prefabricada y provocada desde sus inicios por los activistas nativoamericanos y comprender que todo lo visto en estos hechos no raya en ninguna provocación hacia una persona, y…así como el grupo supremacista negro le faltaba el respeto a los activistas indigenistas, donde había incluso gente blanca, buscando confrontación de parte de ellos sí no obedecían a sus ideologías judaícas, mientras con otro propósito diferente, el de buscar una victimización, el señor Nathan Phillips se dirigió hacia los jóvenes católicos para buscar una reacción. Cabe notar la frustración del señor Phillips al no lograr lo que buscaba al intentar provocar a los jóvenes.

Algunos medios se hicieron responsables de haber hecho una cobertura superficial e inexacta de los hechos, se han disculpado y algunos han borrado sus tweets sobre la desinformación. En tanto lo que comprendemos de la mala información es que el periodismo de izquierda opta por desinformar, victimizando, subrayando en la opresión sobre los grupos que defiende. Estos son temas delicados, donde la historia al ser recordada, se usa para odios, culpabilizar y victimizar a una sociedad.  Que aunque esos grupos en un pasado sufrieron el avasallamiento de la colonización, hoy día mantienen una propaganda nociva sobre asuntos territoriales que se quedan atrapadas en su involución en un mundo plural de humanos a quienes el progreso también ha afectado por igual, en la necesidad de recursos y en los beneficios del modernismo que toda persona, de cualquier raza, credo o religión necesita por lo que la mejor posición ha de ser concientizarnos en el bien común.

Fuentes:

http://www.fox2detroit.com/news/native-american-claims-racial-harassment-by-emu-students-dressed-as-indians

https://www.ktvz.com/news/politics/native-american-elder-speaks-on-lincoln-memorial-standoff/984724814

https://edition.cnn.com/2019/01/19/us/teens-mock-native-elder-trnd/index.html

https://www.breitbart.com/politics/2019/01/22/nathan-phillips-tried-to-disrupt-catholic-mass-by-chanting-beating-drum/

https://dailycaller.com/2019/01/23/nathan-phillips-protesters-storm-basilica-covington/

5313 Visitas 3 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook
Facebook
99

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment

Top