¿Sabes por qué los Chiricanos suben los pies en las bancas del Kenny Serracín?

¿Sabes por qué los Chiricanos suben los pies en las bancas del Kenny Serracín?

El panameño es como la polilla, tiene sierras cortadoras en las manos en los pies, en la cabeza y hasta en la nalga. Históricamente tenemos un gran curriculum de vandalismo pasivo sobre toda la propiedad pública que tocamos. Pero la pregunta es ¿Por qué lo hacemos?

Yo que soy tan bien portado en la calle que el único vandalismo que habré hecho cuando pelao fue haberle pegado a una señal de “gire a la derecha” y por lo que un policía me llamó la atención y amonestó.

Me lo merecí porque sin ese letrero algo así puede ocurrir, tan exagerado soy.

Pero hablemos de los estadios y lo que está pasando ahora mismo y que ha hecho que a la gente políticamente correcta la ira se les esté acumulando en las cejas, arqueándoselas de indignación y es porque los fanáticos le ponen los pies encima a las bancas del nuevo estadio Kenny Serracín en Chiriquí. Pero que tal si echamos atrás y buscamos estas malamañas del panameño en la historia.

Gimnasio Nuevo Panamá

Con el Gimnasio nuevo Panamá que se construyó en 1970 y que ahora se llama Arena Roberto Durán y que lo de arena suena más a la tierra que metía la gente pegada de la suela del zapato desde sus alrededores hacia dentro el gimnasio que lo hacía parecer coliseo romano. Aunque lo anterior no era culpa de la gente por otro lado con él tenemos un ejemplo de falta de respeto ancestral a la propiedad pública. Aquel estadio por generaciones siempre tuvo problemas, era común ver las escaleras y pasillos llenos de basura y gente que se orinaba en sus esquinas. ¡Oh…qué abuelos tan cochinos teníamos en esos tiempos! Pero por las bancas no había problema, no tenía, todas eran gradas o sea escalones de cemento que aguantaban de todo, los pocos asientos con respaldar estaban abajo a nivel del piso y eran sillas de metal plegables, pero ahora todo cambió y tiene sus asientos decentes para competir con Hossana, ya que ahí se celebra la Eucaristía año trás año cuando la época lluviosa dice hola, porque el Rommel le echa agua bendita a la gente.

Ahora me pregunto, ¿Qué es la Eucaristía exactamente?

Viene del griego [εὐχαριστήσας – eucharistēsas] y la adoptó la iglesia católica para referirse a todo el sacramento de la Eucaristía, conocida más comúnmente como Misa, en la que los católicos celebran el acto salvífico de Dios en la cruz. También significa en contexto judío dar gracias a Dios. La palabra también significa, además de referirse a la celebración completa de la Eucaristía, de manera más específica al pan y al vino que son transformados en el cuerpo y la sangre de Jesús. O sea que quedé más perdío con saber qué significa Eucaristía. Me arrepiento de preguntar, al igual que mi discernimiento del misterio de la santísima trinidad.

El estadio Maracaná, en el Chorrillo

Dejemos la teología en frío producto de mi semanasantísmo y volvamos al tema. El estadio Maracaná costó 8 millones de dólares y tiene capacidad para 5,500 personas y 111 estacionamientos, o sea que según los planes aprobados por la FIFA y ejecutados por Norberto Odebretch de los fanáticos que asistieran en carro deberían haber 4 personas mínimo para que ocupen 600 sillas y el resto vendrían de El Chorrillo o en Metrobus, lo que obtendría unos 5,000 fanáticos a pie o muleando desde canto de la pera, pero que va, la mayoría va en carro y tienen que mulear desde los otros estacionamientos que pertenecen a la cinta costera 3 y que están en canto de la pera (dejavú) hasta el Maracaná.

Su cuido en esos días lo iba a hacer el MOP, pero la administración al no definirse si sería continuo alentó a los mismos Chorrilleros que de buena voluntad lo cuidaran, ya que estaban muuy contentos con la bella cara costeña que la cinta costera 3 les estaba regalando, pero…

Llegó el 14 de mayo de 2016 y en un partido entre el Plaza Amador y el Árabe Unido las pasiones se salieron de proporción. Cuando las cosas estaban hostiles allá en la cancha el fervor se pasó a las gradas y aumentó la tensión entre ambas fanaticadas. El público colonense empezaba a celebrar el inminente triunfo del Arabe Unido por un gol más que estamparon en el marcador quedando el partido 3 a 0, lo que alegró a los colonenses indignando a los fanáticos del Plaza y !Pum¡ se monstrosearon y se formó el Pánico, pánico, pánico y ni los únicos 130 policías pudieron contener el despelote terminando todo así…

foto:La Prensa

Muro de gypsum aprobado por la FIFA en el piso tirado como casita de manualidades de kinder.

foto:La Prensa

Gradas teletransportadas del palco a la cancha contemplando su lugar de origen. Man, las arrancaron o las desatornillaron. Pura fuerza de malta vigor fue esa vaina.

El estadio Rommel Fernandez

Fue el antiguamente llamado Estadio Revolución y que se inauguró junto al Gimnasio Nuevo Panamá. Contaba con 22,000 asientos, ahora tiene 32,000. Fue creado para celebrar a Panamá como sede de los XI Juegos Centroamericanos y del Caribe. En 2006 se inició su remodelación hasta 2010 costando 25 millones, celebrándose allí los juegos más importantes de la Sele desde entonces.

Por llenarse tanto de fanáticos de la marea roja es que es imposible mantenerlo controladamente limpio, aunque es un estadio resistente a todo. Se salva de que no le pongan los pies encima ya que todos los asientos se aglomeran de fanáticos, así que aquí es casi imposible sentarse y ponerle la punta del zapato en la nuca a un desconocido, lo que beneficia a las bancas del estadio por que se evita un verguero o un dengue con un desconocido.

Pero las cosas con las bancas son diferentes cuando los hinchas de los países extranjeros lo usan, Miren como se portaron los ticos…

Todos bien sentaditos, eso dice mucho de su cultura, ejem…bueno tampoco es para tanto, lo de la muchacha de sueter negro sólo es un pie.

El estadio Kenny Serracín

Con la inauguración de la sufrida y larga espera por un nuevo estadio culminó la construcción del totalmente nuevo y moderno Estadio Kenny Serracín construído a la velocidad del rayo. Eso es lo bueno de la política cuando en el periodo se quieren adjudicar las obras. En ciertos casos, no como el Puente Centenario con Mireya que por poco y le echan crazy glue a la mezcla del concreto para acelerar la obra. De ahí los daños.

El entusiasmo y buen espíritu de los chiricanos de buena fé por apreciar la obra alimento la disposición de consejos y deberes para con los asistentes al estadio, incluyendo no poner los pies sobre los asientos.

Pero como ven, había mucha gente con ganas de refrescar las entrepiernas o sentirse como en casa a todas sus anchas. Por cosas como estas luego te preguntas por que la espalda te huele a pupú de perro, gallina o gato o porque tienes una garrapata en la oreja.

A pesar de que hubo una campaña en las redes para que los asistentes se incentivaran en limpiar el área, no hubo un sólo hashtag publicado en respuesta a esta campaña mostrando a los asistentes orgullosos de recoger la basura, sólo los pelaos de la foto que entusiastamente se brindaron para el ejercicio social. Aplauso para ellos. Creo que fallaron en difundirlo, para eso están las cadenas de wassap.

Y así de bello quedó el Kenny Serracín después de los partidos. De modo que los chiricanos no tienen ningún defecto que envidiarle a los fanáticos beisboleros en los estadios de Chorrera, Herrera y Veraguas; incluso el Rod Carew, que es el más estricto de cuidar.

Al final de todo hay una moraleja y es que necesitamos optimizar nuestra cultura de civismo, que más bien es un asunto de buenas costumbres tomando en cuenta que el mal ejemplo al verlo los niños de los adultos lo copian. Del mismo modo lo malo, como trasciende deteriora nuestra conciencia como ciudadanos y dice mucho de nuestro valor como gente. Quizás pensemos que estos defectos sólo quedan entre nosotros y no importa mucho, pero llevarnos esas costumbres a otros países habla de nuestra cultura. Tal comola invasión nicaragüense que llegó a Costa Rica y llevó deterioro social y de ornato a sus barriadas, o como el perfíl de conducta en Colón donde tienen mucho que madurar sobre aquella actitud severa de irrespeto por la propiedad pública. El vivir con el mal aseo y descuido del bien público en nuestras barriadas también.

Sobre los pies en las bancas, eso es algo que se debe resolver dentro del mismo estadio, si mucho le molesta a los presentes, es más bien una cuestión de consideración a los demás, más que de modales, porque quién no quisiera estar allí así como en el cine a pata estirada, pero todo tiene su límite. Aprovecho para decir que yo también ponía los pies sobre los asientos en el cine cuando estaba pelaito, y pensaba que era de lo más normal.

Hay que reconocer que Panamá ciudad ha cambiado enormemente su actitud respecto a cuidar de los parques y patrimonios en relación a décadas atrás. Ya no se ve gente tirando basura de los buses (claro, porque los metrobuses no tienen ventanas, 😀 ) Y que tenemos una efectiva cantidad de tinacos distribuidos por la ciudad y que la alcaldía ha mejorado estéticamente la apariencia de la urbe. Nos vemos en otra nota panameña del patio terrestre del territorio nacional, chao!

6281 Visitas 4 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook56

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top