Se les puede llamar a los nuevos artistas de la gravedad ¿Artistas?

Se les puede llamar a los nuevos artistas de la gravedad ¿Artistas?

Siempre que conocemos nuevos medios artísticos nos resultan interesantes las expresiones logradas con ellos, por lo original de los métodos para llegar a la obra final. Mientras que en el arte tradicional reconocemos que los materiales de pintura no han cambiado en siglos, aún así han aparecido nuevos materiales híbridos; pasteles de óleo, lápices acuarelados, y óleos de secado rápido; oportunos para facilitar más la ejecución del arte tradicional reafirmando su valor.


En tanto han aparecido otros nuevos materiales en el mercado como rotuladores, aerosoles, y los ostentables Poscas (los marcadores que crearon un revés en el arte popular) y que masificaron una corriente que dependía más de la herramienta que del valor de las obras, de modo que estamos empezando a ver productos nuevos creados bajo trending y patrocinio para promover estilos nuevos de arte, pero intrascendentes en aquellas cualidades inherentes al arte académico, llevando la intención a un punto intermedio entre arte y artesanía.

En las manos de artistas diestros los Poscas sobresalían, pero sus límites tonales les hacen ver cartoonizados

En esta crítica sobre el arte del facilismo nos haremos de una opinión objetiva de como se reproducen, elaboran y ejecutan estas obras de método industrial de fácil producción amparadas bajo el género del arte abstracto, pero sostenida por la mecánica de las leyes naturales, a la cual adjudicamos toda la autoría.

Lejos de esta evolución de materiales aparecieron nuevas “técnicas” de pintura como el dripping, splattering, pouring, treeing en la denominación Fluid art, excusa para plasmar una expresividad monótona al arte y en donde el proceso de creación depende en su totalidad de métodos mecánicos auxiliados por la gravedad, la fuerza centrífuga, y pintura industrial normal o con comportamientos químicos pre-tratados, donde el “artista” sólo administra y reproduce trabajos sin un conocimiento previo de teoría del color dando resultados aleatorios y repetitivos – aún en resultados interesantes- pero sin profundidad humana, más que todo decorativa, intrascendente y anclada al presente que las reproduce.  Y empezamos con la técnica del…

Dripping art

El dripping es común en los artistas que no son constantes en el riguroso dibujo y el mal uso de los colores en el impresionismo y tienen un dominio pobre del mismo y el dripping es un recurso que se usa como pantalla expresiva para esconder estas carencias. Se encarcela el arte tras chorros de colores en caída gravitatoria. El dripping arquitectónico es su variante más pulida, es mecánica, invariable y repetitiva en cada incursión.

Lo mismo siento cuando entro a Los Atrevidos a ver telas con este tipo de dripping, y como ven es apto para ser improvizado por los niños.

El oso carece de toda expresión, dinamismo y emoción animal y el dripping intenta rellenar esa carencia estampando y escondiendo la falta con chorros de pintura. Es una especie de engaño y pantalla para el mal arte. Aunque no todo esta perdido en el dripping art…

 

En la acuarela se da como un elemento enriquecedor de las emociones, con su buen uso se presta para muchas expresiones como la nostalgia, la melancolía y la tristeza, siempre que el artista sea diestro en el dibujo y la pintura.

Pouring Art

Como vemos es el arte donde el artesano elige colores en pintura líquida, ejemplo acrílica o automotriz de vibrantes colores, los aglomera en un recipiente y bajo diversas formas de filtrado deja caer por efecto de la gravedad los pigmentos en una superficie, lienzo, tabla, u objeto.

Como vemos, es un fenómeno físico del cual todos nos sorprendemos, incluso el artista, que no tiene idea de qué saldrá y qué surgirá de tal comportamiento de colores, denotando que cada arte es único…y repetitivo (añadimos). Además de que estos abanicos cromáticos no crean algún mood o estado sugerente de alguna emoción internalizadora. Mmm…se que algo me recuerdan, y quizás su origen inspirador para el “artista” esta en…

La decoración de hojitas en los cafés aprendidas en cualquier restaurante. Mientras que aquí el de la derecha fue hecho por alguien con destreza en el dibujo, creando un café artísticamente mucho más interesante con Kiki’s delivery service.

Fluid Art

Con este método se pueden crear desde lo más sencillo efectos coloríficos, que pueden hacer desde los niños en kindergarden hasta las abuelitas en el club de la tercera edad. Si usted quiere empezar a crear estas manualidades váyanse a Todo a Dólar, cómprese un lienzo retebarato, ya los hay imprimados en negro, esperando sólo a que se le eche la pintura y listo, un vómito colorido para tu pared. Mmm…yo sabía que algo me recordaba también este arte…

…los visualizadores musicales de los players de mp3 en la laptop, en especial el iTunes de las Mac, con sus visuales en movimientos hipnotizantes y psicodélicos.  El fluid Art es por un lado bueno para reconstituirles el espíritu a personas sin un norte artístico, es bueno para las clases de manualidades infantiles o para quienes buscan descubrir su lado artístico esporádico e instantáneo.

Treeing

Es el mismo método ayudado también por la gravedad, pero en él se intentan crear aros concéntricos de colores con la pintura, cuyo único efecto visual reconocible es que recrea los anillos de crecimiento de los árboles cortados transversalmente, por eso lo de Tree-ing (arbolineado). Se hacen sobre lienzos circulares, o madera y en discos de vinilo. Me recuerda el placer de vertir sirope al hacer pancakes.

Splash y splatter painting

La más sencilla de todas, sólo dejar caer gotas de pintura sobre un soporte con cuanto color idées. Un arte que dominan bien las aves y los perros recien bañados.

De esta técnica vemos el extremo aplicado al arte en el jet art, donde la explosiva turbina del motor de un avión crea todo el arte, un arte “de altura”, que se hizo moda en los 80’s y hoy es recuperado con este nuevo movimiento.

Y el arte centrifugatorio

Todas las técnicas descritas arriba se concentran en este nuevo invento expresivo, algo más violento en la línea popularizada por Pollock, pero del splattering con dripping centrifugatorio. Quizás Pollock tenía un control más consciente de cada uso de color y su distribución, aún abstrayéndose y homogenizando sus texturas haciendo de sus pintarrejos uniformados su etiqueta. Pero aquí tenemos a un muchacho de nombre Callen Schaub que se ha creado herramientas basadas en la alfarería de potes. Todas sus creaciones giran de un torno y dependen del chorreado circular y elíptico de pintura. Es aquí donde nos preguntamos dónde esta el arte y dónde la artesanía.

Y dónde cabe la imaginación que controla los resultados, la que muchos artistas dedicados al arte abstracto usan y ejecutan para expresarse con más intención y cuyos resultados obedecen su voluntad y dirección emocional. Para mi, o sea, en mi opinión y crítica, esto no es arte, sino espectáculo de manualidades. La gente disfruta el proceso, el andamiaje y la observación de como la pintura por sí misma va creándose en giros sin una etiqueta de propósitos.

Y como dice un comentario-:“No se cómo se hacer girar ese aparato. ¿Habrá algo así que yo pudiese conseguir y comprar? Quiero empezar a practicarlo yo mismo.” Como ven la gente siente el impulso por imitar al artista, sin pudor, ya que todo el talento parece radicar en la herramienta.

Mientras que al contrario un artista de nombre Willey hace de la alfarería un honor en esta obra. Su Instagram aquí.

La máquina de Callen Schaub es el más claro ejemplo de la mecánica de la naturaleza trabajando para el artesano, ya que su arte es suplantable, por las herramientas y la imitación por cualquier persona que se empeñe en seguir su método, de la misma forma en que se ejecuta la mayoría del arte que aquí les mostramos, por lo tanto todo este movimiento lo definiría como artesanía moderna.

¿Por qué?

Porque muchas de todas estas impresiones ya fueron visualmente promovidas y comercializadas en otra década, sobre todo en el arte pop de los 70’s, en la expresión de los nativos americanos y en el movimiento hippie sin siquiera ser consideradas , al menos; arte moderno.

Las paletas que salían en el Chavo del 8 podrían hoy día ser consideradas arte moderno.

Las grandes pelotas de goma coloridas y las de jugar jacks, serían también arte…ready-made, para ser directos.

Los globos de fiesta decorados al estilo Splattering, si durasen años, también serían arte, y pelearía en importancia con las esculturas del Hampartista Jeff Koons.

Volvamos a lo del arte nativo americano y hippie…

Las aves arriba del arte nativo americano pueden ser reproducidas con tranquilidad con estas técnicas. Es muy bonito ver como se crean estos jaloncitos y colitas de color con palitos, que hechos concéntricamente en ciertas de manualidades les dan un toquecito diferente.

Modestia aparte me recuerdan la decoración de los dulces llamados “mil hojas”.

La ropa amerindia es cultura y hay una defensa de la apropiación cultural en boga

Dentro de ese debate, no por autoría y sustracción de ideas, sino por falta de originalidad es que prefiero valorar el sujeto. El colorido artesanal que expresan las culturas amerindias en todo el continente, van al dedo con este movimiento “artístico” que curiosamente se empezaron a esparcir junto a los movimientos hippies en sus modas y vestimentas en los años 60’s.

El Tie Dye fue la expresión que originó la explosión de color que marcó esos años del rock, la música de protesta y la vida libre sin propósitos, las flores, todos los colores conformaron un sujeto donde el color era la única expresión dominante en lo visual.

Por todo lo dicho respecto al color en este tratado sobre arte post-contemporáneo (inventando términos ando) les presento este último arte de chorreo o dripping gravitacional hecho con crayones alineados por su valor en el espectro de luz al que con un blower caliente van derritiendo para volver a lo mismo; explosión prisma-cromática repetitiva y nos vamos a una deducción que me nace de esta repetitividad en cada uno de estos artes de forma invariable. ¿Por qué todos los colores? Y sobre todo es ese abuso que nos saca del terreno artístico emocional. Sin jerarquía de tonos y matices balanceados que nos dan un arte neutro, aunque sea colorido, que pretende evocar vitalidad, multipluralidad y por ahí nos vamos al plano LGBT+ multicolor sin querer, y arrastramos también sin querer el indigenismo, el hippismo y el retro-socialismo y resumimos como todas las tendencias de aquel clima setentero vuelve aparecer en todas las expresiones sociales, pero tomadas como más valiosas en contraste con sus orígenes por tendencia y prefabricación. ¿Estamos en una segunda fase de manipulación social a través de la cultura como empezó a ocurrir con la juventud en esos años?

Mucho del arte desde el siglo pasado ha sido manipulado, y de paso todo el arte moderno desde los años 50, con Pollock como producto de la CIA para vencer culturalmente en la guerra fría, contraponiéndose al arte realista de espíritu nacionalista soviético. El movimiento de arte abstracto se introdujo a la fuerza en el MoMA, calificando y filtrando sólo a artistas que abarcaran este estilo para saturar la cultura americana con este movimiento que hoy desemboca en lo que se denomina Hamparte, un arte sin vida, intención y rastros de humanidad ni trascendencia. La guerra fría no sólo incluyó el armamentismo y la carrera espacial, sino también la imposición de una forzada corriente artística en la cultura.

Con esto no somos absolutistas en referencia a que la vitalidad expresiva del color que tienen muchos artistas abstractos, les hace sobresalir en el estilo, sino al reduccionismo del color dividido en moldes de estas nuevas corrientes que no expresan una comunicación e interacción que no va más allá de la simple decoración por su carencia de elementos.

Además la calidad de las expresiones artísticas han caído de nivel hasta el punto del pixel art (LEGO), de la agilidad y prontitud del software y las exigencias en la velocidad de producción, lo que nos dice…¿Cuánto tiempo pasa un artista junto a su obra creándola, intimando con ella, llenándola de su constante espíritu y de su personalidad?

Al final contamos con un arte decorativo al que no le podemos extraer cualidades personales, se hacen artistas por artesanía, que al final no pueden decir nada sugerente de su producto, sólo que sus obras se ven tan divertidas como un rollo de salvavidas o la alegría de la barra de colores de la Televisión que nos dice que ahí no hay “nada”.

924 Visitas 12 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook
Facebook
13

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment

Top