¿Será posible un mundo en paz?

¿Será posible un mundo en paz?

En el siglo pasado, luego de dos grandes guerras casi se avecinaba una tercera con el clima de la guerra fría con sus peligrosos crescendos en los 60’s y luego en los 80’s. Pero los aires de una tercera guerra cesaron cuando iniciando el siglo cayeron las torres gemelas, E.U. era víctima y no había contendores colosales como Rusia. Luego los vaticinios para una tercera guerra rondaban el mundo debido al terrorismo descontrolado de oriente, pero todo ese recrudecimiento parece haber mermado, ya los productos del terrorismo no son trending.

Por otra parte en un aparente acto de paz Kim Jong-Un, el líder norcoreano conoció en persona a su segundo norteamericano este año, otro de rara personalidad aparte de Dennis Rodman. Por otra parte el mundo parece felíz con un Mundial ganado por inmigrantes, en un Europa paradógicamente invadido por la inmigración; resultado del desgaste histórico de recursos que sustrajo y continúa sustrayendo de esas naciones producto de sus invasiones y colonizaciones hechas en el pasado y mientras que Trump en E.U. intenta que la inmigración no haga en “América” lo que esta haciendo en Europa; con aquello de américa para los americanos, porque a diferencia; la colonización norteamericana no produjo exageradas inmigraciones provenientes del resto del continente, a pesar de nuestros países haber sido sólo manipulados por la corrupción políticoa y diplomática, Nuestras naciones latinas no emigran en éxodos masivos porque aún conservan sus recursos, que lamentablemente estan siendos colonizados como el del agro y de ahí la esclavitud por importación.

¿Entonces, qué tenemos como mundo?

Naciones de Europa alteradas en su economía y seguridad por las invasiones migratorias actuales. Los inmigrantes son una retro-invasión a Europa producto del primitivismo en que se detuvo el desarrollo de esos países, al progreso colonizador sustraerle sus recursos; lo que se ve ahora como el desbalance y producto de esa inequidad.
El mundo de hoy fue formado por invasiones, guerras y  explotación de recursos. Las potencias del presente -gobiernos y políticas democraticas en superficie, pero herederas de un proceso de colonización de siglos- son las que han tomado el avance de la humanidad en sus manos; Europa y E.U. hicieron al mundo desarrollarse por medio de recursos humanos como lo fue la esclavitud, elemento propulsor de la materia prima para los avances tecnológicos y prácticas científicas. Se crearon  innovaciones científicas que aceleraron el modernismo bajo pasos tecnológicos en base al conocimiento, mezclando  al mismo tiempo el humanismo altruista con la barbarie de la esclavitud.

Y de la esclavitud individual a la esclavitud colectiva en el llamado progreso

¿Cómo veía E.U. al resto de América?

La deuda ibérica, España subvencionó con material de guerra a E.U. en su independencia

Como nación dominante en América, E.U. aplicó una ideología, pero no con la figura de un Führer como líder, sino bajo el argumento de la providencia y voluntad de Dios como guía para su llamado “Destino Manifiesto”, tomando este al resto de américa como un Zión o tierra prometida para expandir un reino o imperio, de ahí que el dinero que usamos está lleno de aféresis espírituales innecesarios par una nación que surge basada en el pensamiento libre. Que a vista geopolítica para las facciones del mundo islámico sí tenía forma y fondo estos lemas, por lo que bajo su propia perspectiva, llamaron a E.U. nación de infieles, no por ser una nación basada en el critianismo, sino por mantener en oriente el colonialismo primitivo.

Ropa de oriente que aún sin corán ni armas representan lo mismo para las masas en América

Los Estados Unidos en los 80’s nos inculcó a través del cine y la TV que todos los países que odiaban a E.U. eran malos, más lo creíamos porque no sabíamos nada de la otra parte de la historia; la de como Europa, U.R.S.S (Rusia), y los E.U. colonizaron los recursos naturales y minerales del resto del mundo desde hace tres siglos pasados, tal como lo practicaban los países de Europa en sus días, desde el medievo. En el caso de Europa las colonizaciones se daban por una forma de expansión y sobrevivencia, la naturaleza y los crudos climas nórdicos habían hecho fuertes a las naciones europeas, por la carencia y la búsqueda de recursos. Con esto queremos decir que las dificultades hacen a un conjunto humano desarrollar su inteligencia e ir especializando su tecnología.

De hecho América, África y Asía en sus extensiones de terreno que cuentan con abundancia de recursos, se percibe una gran seguridad creada por el amparo de la naturaleza y la cual nos hace conformistas

.Por lo que no es la supremacía del blanco lo que cuenta, sino el espíritu humano lo que mueve a la humanidad.

Aún no llega la Tercera Guerra Mundial

Cuando los triunfos laborales no vislumbraban el cómo la competencia global transformaría la salud laboral.

Ya nadie espera una tercera guerra mundial, todos los países estan demasiado entrelazados económicamente y dependen entre sí para sobrevivir. China depende del consumo del mundo entero para crecer y sólo esta esperando que E.U. deteriore más a América por su dependencia de la corrupción. De modo que la tercera guerra que ya está ocurriendo en forma de guerra comercial, en la que E.U. ha perdido su terreno como marca mundial.

Toda América está en desventaja porque la ignorancia, el narcotráfico y el cambio de valores familiares nos han dejado invalidados para progresar. Vivímos en un nuevo mundo muy revuelto socialmente, lo que hace bien a la corrupción actual. Los políticos están muy confiados, porque saben que para ellos todo irá bien, porque ven con serenidad y despreocupación como la gente común está dividida entre lobbies, LGTB vs cristianos, clases sociales, narcoculturas, migraciones obligatorias como la de Venezuela, en fín corrupción en diferentes grados y la principal, la que es manipulada por todas, la de la pobre moral política y ninguno esta por preocuparse por lo más importante, que haya economía para todos y así se acaben esas quejas y todo siga bien, como debe ser.

Black Friday, porque todo abunda y al mismo tiempo escasea.

El producto valioso para américa siempre ha sido su calidad de gente, pero cada vez aumenta más la persuasión y manipulación de los medios. Recibimos información de entretenimiento como si fuesemos aún niños, y la publicidad piensa sus mensajes hacia nosotros como para niños, manteniéndonos en un nivel de criterios de baja inteligencia, con la exagerada proliferación de entretenimiento sin cultura. Se nos ha enseñado a vislumbrar un modo de vida donde nuestros placeres recaen en satisfacerlos con la inmediata novedad a través del consumo de objetos e ideas muy superfluas dentro de las cuales dejamos atrapado nuestro espíritu y como consecuencia no le heredamos una mentalidad útil para que se defiendan nuestras nuevas generaciones.

Vivimos en un presente donde los gobiernos nos están cada vez acorralando a darles el producto de nuestro trabajo para sostener sus sistemas a través de impuestos que no se revierten en nuestro beneficio. Por tanto la corrupción es la forma de intercambio, para cada vez más deteriorar la salud de un país. De hecho, la corrupción tiene estructura y parte de ella ha creado muchos beneficios para una cantidad limitada de personas en el sistema, ya que viven y dependen totalmente e ella, como la de los simpatizantes de los partidos políticos y sus afiliados.

La verdadera guerra

El contenido de las guerras anteriores, se suma al de el clima mundial de toda la actualidad, sólo por la duplicidad de la población.

Volviendo a lo de la guerra mundial. Ya estamos en esa guerra y no es por medio de la esclavitud, invasión o colonización física de países y territorios, sino odas las tres por medio de la extorsión comercial, no deliberadamente explícita por las naciones dominantes, sino por el estado de corrupción que ha facilitado la colonización comercial. Los componentes de aquel estado, los políticos corruptos, que para mantenerse en su clima de seguridad, tomando como ejemplo a Nicolas Maduro en Venezuela, para perpetuarse en el poder y mantener sus estilos de vida, que también se les encarece a la par del nuestro, pero que el sistema corrupto ya elaborado les salvaguarda y les defiende con su corrupción perpétua apoyada en la ley. Por eso es entendible y no sorprendente ver a las figuras corruptas de todos los tiempos reelegirse y buscar seguir en el poder, a eso nos referimos con la herramienta electoral de la no reelección en nuestro país.

 

De modo que, para lograr esa paz, esa solidaridad como la que mostramos unánimemente en el mundial de fútbol ante la suerte de Croacia, la cual representó la lucha del subyugado porque gane el débil contra el fuerte, y es el espíritu diminutivo que vamos elaborando para américa u otros países subdesarrollados en los desenlaces de cada mundial y es el verdadero trasfondo subliminal de los mundiales; un clima de confrontación y no construcción, que nos mantienen activamente parcalizados con ese pensamiento de pugna de poderes con base en las desigualdades, promoviendo la desigualdad como una virtud para los países de menor desarrollo. Pero aquel mundo alterno, social, unificador y humano del clima mundial de fútbol sobre el cual lloramos, reímos y nos apasionamos, es el mundo de la FIFA; tan corrupto como el mundo real sobre el cual políticamente ponemos cada día los pies. De modo que…

¿Encontrar la paz del mundo es posible?

Petróleo, causa de progreso y causa de guerras

La tercera guerra mundial ya existe y todos los días caemos como soldados, experimentando un poquito de ella, millares por violencia a razón de las armas y la delincuencia, pobreza inducida no por la pobreza en sí, sino porque el modernismo y la globalización que empujan al rural a vivir dentro del sistema para sobrevivir. Los tiempos no pueden ser como los de nuestros abuelos, que podían elegir qué vida llevar.
Mientras nos mantengamos así, con una pequeña parte de los ciudadanos protegidos por los gobiernos, bajo la seguridad que la corrupción le ofrece a esos cuántos, y que defenderán activamente este como su sistema de vida versus una abismalmente mayor cantidad de gente que se considera en desventaja, el futuro de los que sí trabajan y el de sus hijos no cambiará y la tercera guerra mundial continuará. Esto lo ven nuestros hijos; como sus  padres se quejan todos los días de la corrupción, mientras no ocurre nada y de esta forma la juventud actual va perdiendo norte y el respeto a nuestra generación.
Y como decía el mismo Adolf Hitler -: “La guerra no es más que otra estadística, como lo son las enfermedades y los accidentes”.

Y en mis palabras, digo de mi generación; tantos videojuegos, tantos pasquines, tantas películas de superhéroes y fantasía en la que vivímos no promovidos por nuestra elección, sino por corporaciones de entretenimiento mundial y nuestro consumo de ello es constante sin despertar. Pero en sí la palaba despertar no tiene uso. Vestimos, respiramos, sentimos y vivimos dentro de un molde de consumo del cual, sabiéndolo ya, no nos hacemos conscientes de que todas nuestras decisiones dependen de la elección de influencias ya prefabricadas desde el marketing de ideas.

Los Malls son comunes y obligatorios, consumir la industria cultural, sea de Norteamérica como de Asia, ya es parte del alma de las personas. Darle nuestra identidad a el consumo global es para, incluso las familias imperceptible. Por ende no sentimos que debemos despertar de ninguna realidad, esa es nuestra realidad, la que nos denomina como una generación inmadura en todos los niveles. Lo real, las condiciones sociales, los recursos precarios del estado para los nacionales, la corrupción, los problemas de seguridad y la violencia son un mundo normalizado que no creémos es parte del problema; la palabra despertar es lejana a nuestro entendimiento por alienación voluntaria.

Quizás esta forma de yo escribir la tuvo alguien hace dos décadas atrás en Venezuela mirando hacía el futuro y en rededor, mientras la mayoría seguía creyendo que el país sería seguro para sus hijos, porque había entretenimiento por todos lados y la gente era feliz, habían muchas cosas para comprar y vender y eramos un país alegre en extremo como lo fue Venezuela en su Cheverísmo. La paz mundial es relativa. Cuando Panamá no tenía altas crisis, otros países estaban sufrian económicamente, hoy hay países que ya salieron de su subdesarrollo y se han tornado competitivos. Panamá nunca entró es ninguno de estos caso extremos y todo se resume en una palabra, Corrupción.

443 Visitas 6 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook
Facebook
0

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top