Twerking infantil: ¿Por qué la nueva polémica en las redes?

Twerking infantil: ¿Por qué la nueva polémica en las redes?

Cuando la Pandemia tenía a los chiquillos más en casa y enfocados en las tele-tareas y junto a sus padres, quizás veíamos una mejor convivencia y supervisión de padres a hijos. Pero la sociedad en general se ha sobresaltado esta semana con la aparición del próximo estreno de una película francesa en Netflix sobre las inquietudes de unas niñas de 11 años por participar de concursos de TWERKING a esa edad.

El personaje principal es una niña de origen senegales y musulmana

El trailer nos da la impresión de que vemos el formato de drama musical propio de los años 80’s, donde se popularizó este género, pero que en tal década era interpretado por jóvenes adultos de entre 16 y 18 años, mas no menores de edad muy baja, lo que choca con la moral social y el papel de los niños frente a la sociedad. Si bien, dicen que el mercado llama a la creación de nuevas culturas y productos porque la sociedad los acepta abiertamente vamos a intentar entender de donde sale tanta condescendencia y normalidad en ver que niños en edades vulnerables interpreten estas películas.

Para separar las influencias partamos de recordar cuales eran los roles de los juguetes para niñas desde los 80’s, ellos ocupaban roles de madre o de mujer moderna con las Barbies y los de imitar a mamá con los juegos de maquillaje, recordemos como la marca Tinkerbell inició ese experimento en las niñas, algo inocente hasta entonces.

Todo empieza aquí

Muere ese asunto, continúan los años y en los 90’s aparecen los inocentes maquillajes que los payasos ponían a los niños en las ferias, nada de que preocuparse, pero justo en esos años aparece una nueva idea de maquillaje y moda…las Bratz, muñecas que imitaban a Cristina Aguilera y a Britney Spears, hasta ahí todo era un cambio de moda, ahora la ropa muy sugerente y sexual aparecía en cada muñequita de juguete que las niñas aceptaban y quizás no eran tan sugerentes, pero la resemblanza con las cantantes de pop que hacían TWERKING era directa desde inicios de 2000.

Las Bratz inculcaron en las niñas una mentalidad acondicionada que se desarrollaría en las futuras madres que desearían que sus hijas fuesen también este tipo de muñequitas. De hecho los 90’s fue una década donde los jóvenes adultos fuimos muy influenciados por todo tipo de consumo infantil y aún lo estamos, llevándolo en nuestro consumo de merchandising de juguetes en adultos, como coleccionables en la cultura de los videojuegos y las películas de culto, pero que no producen un daño generacional.

El Baile

La línea entre niños y  jóvenes estaba muy separada, hasta que llegaron las redes sociales y se fue mezclando el gusto por el reggaeton para nuestro Latinoamérica, de ahí cada video del cual los niños fácilmente imitan, ya que es común verlos en muchos hogares y en el caso de la película de Netflix Francia la influencia es otra, la de la música africana, que siempre fue parte de la cultura en el baile en el continente verde y es la que vemos siempre en las redes y nos parece gracioso cuando los niños y también niñas lo bailan, pero como ocurre en su contexto rural, no nos producen morbo alguno, hasta que lo vemos llegar a Europa y convertirse en un trending de cultura urbana, he ahí el punto.

Europa es un continente donde las expresiones culturales de los inmigrantes rodea el ambiente urbano como una forma de obtener dinero en las calles, algo heredado desde los Estados Unidos, de ahí los tantos grupos urbanos de baile y breakdance que aún perduran en la subcultura europea. Es así como tenemos la práctica del TWERKING africano en Europa como medio de ocio remuneración y entretenimiento.

Las hijas muñecas

Recordando a los Estados Unidos tenemos los polémicos concursos de las niñas más bonitas que sus propios padres de “mentalidad libre” y muy despegados de la realidad promovían como una pseudo-locura donde interferían en el desarrollo natural de sus hijas, un fenómeno gringo que nadie entiende, cosas del bienestar del consumo y que hoy se mantiene con la moda de ponerle ropa cara y a tamaño a los niños.

Volviendo a la película

Debido a estas formas en que lo sexual en lo cultural se va tolerando más y más, vemos una Europa permisiva y tolerante en cuestión de culturas, ya que en la diversidad todo se visualiza de forma artística. Pero es ahora en este auge de la problemática de la pedofilia donde hemos empezado a entender que todo este producto brinda material de interés para los que necesitan ver a menores de edad actuando roles adultos en la pedofilia y el choque visual es muy profundo para quienes entendemos que los niños no pertenecen a ese mundo adulto.

Países donde la responsabilidad sexual legal parte de los 16 años.

Con la presencia de esta película, la cual no se encontrará en la sección de niños de la plataforma de Netflix, sino como adición regular es que se ha llevado a conciencia todo lo relacionado a nuestros niños. Al ser sus protagonistas principales niñas y el mercadeo actual de Netflix difundir una trama sobre la competición y la muletilla vieja de lograr tus sueños bailando y el triunfo con el esfuerzo, la película intenta ejemplarizar el tema como se hacía en el pasado, donde jóvenes adultos se enfrentaban a los límites del estigma de bailar, por no ser una actividad de estudios, y porque la lucha de clases era un obstáculo por la pobreza, donde en la película tal enfoque ha cambiado y su temática de fondo es entrar en conflicto con la propia cultura, la obediencia y la protección de los padres.

Y esta última razón es la que nos estaría diciendo que la película puede no tratar de lo ya promovido por Netflix como clickbait, ya que tuvieron que disculparse y cambiar la dirección de su mensaje de promoción de la película. Y aún no sabemos si el mensaje será todo lo contrario, y explicaría como las niñas se engañan al ser influenciadas por patrones sociales que no corresponden a su edad y que de paso las exponen a peligros que pueden distorsionar sus valores a futuro, debido a las costumbres que van adquiriendo al valorarse por su sexualidad.

Démosle un punto a favor a Netflix hasta el estreno el 9 de septiembre, ya que hemos logrado convertirnos en los futuros tele-espectadores de esa próxima producción para condenarla o aplaudirla como a otras más de la plataforma, todo depende de si veremos una moraleja constructiva en este producto.

1432 Visitas 4 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Tagged
Top
kartal escort ataşehir escort mersin eskort mersin eskort brazzers mature porno altyazili porno porno hikayeleri turk porno kuşadası eskort denizli eskort bodrum eskort