Visitando los hermosos ángeles del Cementerio monumental de Milán, Italia.

Visitando los hermosos ángeles del Cementerio monumental de Milán, Italia.

Si hay una emoción sublimemente relacionada con la eternidad y que de alguna forma produce admiración, tanto espiritual como celestial lo son los ángeles en los santuarios, sean de roca, mármol, granito o cemento mimetizan el misterio de la puerta que nos separa de la vida terrenal por la sutileza de su naturaleza etérea. Ellos se hacen presentes en los cementerios resguardando las almas que partieron.

Italia es la nación cuna del arte y la escultura clásica y neoclásica tanto en iglesias, edificaciones civiles y cementerios. No cementerios comunes y en este caso uno de los más grandes y poblados en figuras angelicales que se pueda contemplar, el cementerio monumental de Milán. Y empezamos con esta galería fotográfica mostrándoles las más emotivas esculturas tanto humanas como de ángeles y demás figuras en este recorrido entre tumbas y panteones cuyo arte te dejará sin palabras.

Este es el famedio, o salón de la fama en el cementerio de Milán. En esta parte se da sepultura a las personas famosas, incluyendo el diseñador del cementerio Mario Palanti. Este es el preámbulo al interior de los mausoleos que contienen estas obras. Como saben los mausoleos son propiedad de familias donde reposan sus generaciones y dentro están sus esculturas cuyas figuras vamos a presenciar en todo su arte.

He aquí el interior del mausoleo para que no digan que no los dejaron entrar. El cementerio abre desde las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde y entras gratis.

Ya dentro antes de ver los ángeles tenemos que pasar primero por la última cena, porque el postre son los ángeles, así que vamos a hacer de cristianos modelo. Y ahora les dejamos con las sacras esculturas sepulcrales y que os cuenten sus propias historias…silencio por favor.

 

Cadenas de motivos tanto celestiales como familiares pueblan las tumbas del cementerio, caminar en él es como trasladarse por un museo neoclásico, pero con el tenor añadido del fuerte significado de la vida y la muerte y la trascendencia visual de sus constantes figuras.

Los silencios hablan y dan esa fuerza muda al mineral esculpido, mientras el colorido de las flores corta el fúnebre aire gris.

Hay poesía entre las gráciles figuras de tono cotidiano entre cajas y cajas sepulcrales.

Sombras de sueños que a oscuras perpetuan a luz natural la fortaleza emocional que fluye de la mítica libertad escenica de figuras como esta, con una proyección que emula la fuerza del cerrado y libidinoso Art Deco.

La plasticidad con que imaginaban los escultores de la época la ejecución expresiva de la piedra consume con frescura sus fines.

Entre sujetos, notablemente se percibe personalidad en los lúgubres monumentos. Difuntos con historias fácilmente reconocibles por la expresión de sus rostros; niños, muchachas en gestación y parejas en longevidad que nos hablan de su breve temporalidad.

Algunos de sus ángeles representan libremente la intención del escultor dando ciertos matices emocionales divinos en intención, o sea en acción del manifiesto de sus celestiales poses.

El cementerio de Milán no pretende ser cuidadoso, repetitivo, estéril y parsimónico en sus sujetos. Tiene una intencionada libertad autoral donde las familias hacen eco biográfico de sus emociones interpretadas sobre la piedra.

No todos los ángeles procuran sólo posar, hay unos en aire de protección cuidando de los jovenes difuntos, otros expresando solemnidad, y en cierto modo otros incorporando terrenalidad en sus poses descuidadamente humanas.

Grandes escenarios desplegando una cierta teatralidad mártir se apoderan de espacios de libre reposo en el gran paseo del cementerio.

Terminamos el tour presentando lo mejor de las esculturas del cementerio monumental de Milán, cuyas figuras representan la voluntad emotiva de las familias que ahí moran para la eternidad, escenas románticas que traspasan el tiempo, filiales y trascendentales en la sangre moldeadas por el mármol y el granito italiano. Un paseo donde el tiempo se acumula en las veredas, sombras y luz que hace aflorar lo humano en el polvo del tiempo del Cimitero Monumentale di Milano. Chao Gente, ya es tiempo de despertar, suspirar un poco más y volver a la realidad después de esta inmersión y viaje por la belleza sepulcral de Italia.

1852 Visitas 6 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook
Facebook
52

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

Top