Vladímir Kush: El ruso que pintaba playas gringas

Vladímir Kush: El ruso que pintaba playas gringas

Alguien puede imaginarse cómo un ciudadano ruso llegó a los Estados Unidos y prosperó con un sueño que tenía entre ceja y ceja. Ese es Vladímir Kush, quien se hace llamar  a sí mismo un artista surrealista metafórico y de eso no hay duda, y para los incautos como nosotros muchas de sus obras se han convertido por años en los reposts anónimos más suspiradores y ensoñados de las redes desde que floreció el internet, más no sabiendo quién es; este es el justo momento “ya contemporáneo” para darle vida e identidad a sus obras, esas que en algún momento nos tocaron el alma dejándolas ir sin saber cómo se desarrolló aquel sueño que Vladímir Kush venía cultivando desde los 80’s entre pinceles, vicisitudes, y la búsqueda de una mejor vida lejos de su convulsionada Rusia natal.

 

Biografía

A los 7 años Vladímir entró a la escuela de arte tomando conocimiento de los grandes pintores del renacimiento, los impresionistas y el arte moderno, de donde Dalí captó su atención. El arte te rodea desde pequeño en Rusia.

En tanto recorremos su arte vemos influencias de Ersnt, Magrite y por supuesto Dalí.

A los 17 entró a la escuela de artes y oficios de Moscú, pero un año después lo conscribieron al servicio militar. Terminado el servicio retomo los estudios graduándose. Al verse la URSS en la entrante crisis Kush se dedicaba a pintar retratos en la calle Arbat para mantener a su familia.

Beso de despedida – 2012

En 1987 (parece ser el artista de los sietes), formó parte de las exhibiciones organizadas por la Unión de Artistas, exponiendo en Alemania en 1990, donde colgó toda su obra, vendiéndose casi por completo al cerrar la exhibición, motivado viajó a Los Angeles, donde 20 de sus trabajos se expusieron comenzando para él “la odisea americana”.

En Los Angeles, Kush trabajaba en el garaje de una pequeña casa que rentó, pero no encontraba donde poner sus pinturas. Ganó dinero pintando retratos en los muelles de la playa de Santa Monica y así fue como poco a poco se hizo de un boleto de viaje para Hawaii, su “tierra prometida”.

Siempre Juntos -2003

En 1993, un promotor francés se dio cuenta de la originalidad de Kush y le organizó una exposición en Hong Kong. Su éxito sobrepasó todas las expectaciones. En 1995, una nueva exhibición en the Mandarin Fine Art Gallery le trajo más éxito. Y así exhibió en América y Canadá en 1997, logrando un nuevo comienzo en Los Estados Unidos. En 2001 Kush abrió su primera galería en Lahaina, Hawaii. Hoy cuenta con 4  galerías en los Estados Unidos con planes de abrir más galerías alrededor del mundo.

Una de sus primeras galerías, esta montada en Lahaina, en Maui, Hawaii.

El Arte de Kush

Las aguas agitadas de Ulises- 2000

Lejos de apegarse a la razón que impulsaba al surrealismo del cual sustrae lo imaginario, Kush se va a la metáfora, a lo onírico y el submundo del lenguaje poético, que sustenta inventivamente en la fuerza de los elementos visuales que coloca, no de forma aleatoria o sirviendo al subconscente por austeridad, sino a romper con los conceptos de la realidad, yuxtaponiéndolos, y aquí hay mucho de escuela para los surrealistas contemporáneos.

 – Detalle –

Vladímir juega con las realidades del propio mundo como fuente de materiales, a escalas y ambientes naturales que con sutil permisividad irrumpen e invaden melodiosamente los límites de la naturaleza ya que sus obras tocan sublimes formas sonoras. Por tal elemento sus artes nos llevan con armonía a percibir la música en tonos casi espirituales.

Monedero rojo & monedero de Bronce, escultura 2005

Todo está en la mente, aquí no hay espacio para la realidad, ni sus hilos coherentes, todo enlace de los sentidos a lo visual y al sonido se conectan, haciendo de su intención lo que el impresionismo en la pintura, ya que su lenguaje de imagenes contiene una febril conexión metafísica.

-La llegada del barco floral-

-Hacia lo alto-

 

Paramos la galeria hasta aquí porque la imaginación prolífica de Kush en todas sus décadas de trabajo nos deja un inacabable mundo de fantasía de sueños, que a partir de un sueño único logró ramificar en forma de arte. Desde una Unión Sovietica en decadencia, optó por tocar las costas americanas, conocer el progreso y la libertad de crear en una tierra que paradójicamente parecía su enemigo, pero que le acojió en un valor de lenguaje universal, el del arte.

933 Visitas 9 Hoy
¿Qué cara pusiste leyendo este post?
  • Fascinated
  • Happy
  • Sad
  • Angry
  • Bored
  • Afraid
Si te gustó el post y sentiste algo bonito ¡Compártelo! 🙂Share on Facebook
Facebook
15

Si tienes algo que decir, comenta, nosotros sí leemos tu opinión...

comentarios

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment

Top